3 Logros de la visita pastoral del Papa a Estados Unidos

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

3 Logros de la visita pastoral del Papa a Estados Unidos
Mons. Pedro Agustín Rivera Díaz
Ha concluido el viaje apostólico del Papa Benedicto XVI a los Estados Unidos en donde el recuento que podemos hacer es totalmente favorable. A través de la televisión todos pudimos constatar el recibimiento que le dio el pueblo estadounidense al Sumo Pontífice, al cual pudimos ver más seguro y relajado, ejerciendo su ministerio petrino con total libertad. A manera de síntesis, de los logros alcanzados por este extraordinario evangelizador que, a través de discursos estupendamente hilvanados, sabe atraer a la audiencia podemos señalar muchos, pero destacamos tres. El fortalecimiento de la Iglesia Católica en Estados Unidos, afectada por las faltas cometidas por algunos sacerdotes; la esperanza sembrada en el pueblo americano y la supremacía de la justicia sobre “la legalidad” en el respeto a los derechos humanos.
Ante los problemas que la Iglesia Católica enfrentó en años pasados con respecto a delitos de algunos sacerdotes, situación que algunos aprovecharon para desacreditar a la iglesia, el Papa habló con algunas de las víctimas y familiares y públicamente señaló: "Es un gran sufrimiento para la Iglesia en los Estados Unidos y para la Iglesia en general, y para mí personalmente, el hecho que haya podido suceder todo esto. Creo que deberemos actuar en tres planos. El primero es el plano de la justicia y el plano político… los pedófilos no pueden ser sacerdotes, y por otro lado, hay que ayudar a las víctimas en todas las formas posibles.” Para el Papa, el segundo plano es pastoral “Las víctimas tienen necesidad de curación, de ayuda y de asistencia y reconciliación”, por lo qué, señala el Papa, los católicos “harán lo posible para ayudar, asistir y curar”. El tercer plano se refiere a la selección y a la formación en el seminario: “Solamente podrán ser admitidas al sacerdocio las personas sanas y las personas con una profunda vida personal en Cristo y que tengan también una profunda vida sacramental.” (16 abril 2008).
El lema de este viaje apostólico fue “Cristo nuestra Esperanza”, por lo que con mayor razón se entiende que el viaje del Papa en Estados Unidos y sus discursos fortalecieran la esperanza del pueblo estadounidense configurado multirracialmente y con gran variedad de expresiones religiosas. Por eso destacamos la reunión con cerca de 200 representantes pertenecientes a cinco comunidades religiosas presentes en los Estados Unidos: judíos, musulmanes, hindú, budistas y gianista (18 abril 08), y también señalamos la oración que Su Santidad realizó en la llamada “zona cero”, lugar donde estuvieron las torres gemelas. La oración del Papa en ese lugar resultó muy simbólica pues lo marca como un sitio donde se pueden encontrar las bases para volver a construir con amor sobre el odio y donde la comprensión recíproca es más fuerte que la muerte. Después de pedir por las víctimas de ese día, el Papa concluyó su oración… “Confórtanos y consuélanos, fortalécenos en la esperanza, y danos la sabiduría y el coraje para trabajar incansablemente por un mundo en el que la verdadera paz y el amor reinen entre las naciones y en los corazones de todos.” (21 abril 08)
Además de visitar a los Estados Unidos el Papa acudió a ese país, invitado por las Naciones Unidas, en el marco del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ante los representantes de las naciones, ahí reunidos, el Papa señaló la importancia de mantener la justicia sobre la “legalidad” en el reconocimiento y respeto de los Derechos Humanos ya que la justicia no cambia, mientras que la “legalidad” puede ser utilitarista y depende de la voluntad de legisladores. “Cuando se presentan simplemente en términos de legalidad, los derechos corren el riesgo de convertirse en proposiciones frágiles, separadas de la dimensión ética y racional, que es su fundamento y su fin.” (18 abril 2008)
Sin dejar de reconocer la presencia de algunas personas que se opusieron a la visita del Papa y que se manifestaron en su contra, podemos constatar que éste su octavo viaje apostólico fuera de Italia, ha sido profundamente exitoso y alienta nuestra esperanza que en enero de 2009 lo tengamos en nuestro país.
Los países visitados por el Papa en viajes apostólicos, hasta el momento son: ALEMANIA, ago 2005, POLONIA, may 2006, ESPAÑA, jul 2006, ALEMANIA, sep 2006, TURQUÍA, dic 2006, BRASIL, may 2007, AUSTRIA, sept 2007, E.U.A. y O.N.U. abr 2008.