6 preguntas sobre “La Pasión” de Mel Gibson

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

6 preguntas sobre “La Pasión” de Mel Gibson

Hay afirmaciones de algunos críticos de cine sobre Mel Gibson que no me parecen coherentes como tacharlo de ser católico tradicionalista cuando está a punto de estrenar su película La Pasión de Cristo y no cuando estrenó películas como “El patriota” y “Fuimos héroes” en las que los Estados Unidos quedan muy bien ante el público.

La revista “People” dice: “El actor-director Mel Gibson ha dividido las opiniones de quienes han visto versiones preliminares de su proyecto de vanidad de 25 millones de dólares. La Pasión de Cristo, un violento tratado tradicionalista católico, sobre las últimas 12 horas de Cristo. Abraham H. Foxman, de la liga anti-difamación, teme que la película pueda favorecer el odio, la intolerancia y el antisemitismo”.

Por su parte, la agencia noticiosa Zenit, publica un breve reportaje donde afirma: “Que la productora de la película, Icon Films, había revelado el día anterior que el Papa ha visto el largometraje en privado... El coproductor de la película, Steve Mc’Eveety, viajó a Roma para mostrar la película a diferentes representantes vaticanos, entre ellos al secretario personal del Papa, el arzobispo Dziwisz. La nota afirma que le entregó una copia del film en DVD el pasado 5 de diciembre... Después de haber visto la película, monseñor Stanislaw reveló que “al Papa le gustó, pues relata la historia tal como sucedió”.

Ahora me permito preguntarle:

¿Conoce usted alguna película que no haya dividido las opiniones del público?

¿Conoce usted algún actor, o a cualquier ser humano, que no sea vanidoso?

¿Alguna vez, antes de ésta, había oído que a los textos evangélicos, referentes a la muerte de Jesucristo, se les acusara de “violento tratado tradicionalista católico”?

¿Sería lógico hacer una película de algún linchamiento (aunque fuera con simulación de juicio) sin violencia?

¿Antes de leer esta nota, había usted oído hablar de Abraham H. Foxman?

¿Antes de leer esta nota, ha usted oído hablar de Juan Pablo II?

Es probable que a algunos les moleste que un actor famoso sea católico, padre de siete hijos y casado una sola vez. Por otra parte lo critican pues supuestamente Gibson asiste a Misas celebradas en Latín diciendo que esto está prohibido. Quienes afirman esto ignoran que el Papa Juan Pablo II, al igual que muchos sacerdotes en el mundo entero, muchas veces celebran la Misa en Latín, pues sigue siendo el idioma oficial de la Iglesia Católica, tanto así que todos los textos en lenguas modernas son traducciones fieles del original latino. Asunto que, ni de lejos, tiene relación con la calidad del filme en cuestión.

Yo todavía no he visto esta película. No sé si me dejará satisfecho por la adaptación del guión; por la dirección; por la fotografía; por los efectos especiales; por las actuaciones; por su mensaje... Pero en base a los datos mencionados arriba, prefiero hacerle más caso a lo que dijo el Papa que a la apreciación de un crítico de la revista “People” o a los temores de un desconocido con delirio de persecución.

Los católicos no podemos ser anti-judíos pues Jesús, su madre -María Santísima-, los Apóstoles y los primeros cristianos, fueron judíos. Pienso que, tristemente, quienes ahora no quieren a los judíos tienen argumentos mucho más cercanos a nuestros días, y se fundamentan principalmente en la política de los gobernantes actuales en su relación con sus pueblos vecinos, que en lo que se relata sobre ellos en los Evangelios o en esta película.

Tendremos que ver esta película para poder juzgarla, y confío que podrá ayudarnos a recordar que Jesús murió por culpa de todos, para salvarnos a todos.