A María Nuestra Madre

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

A María Nuestra Madre

 

Mi querida y dulce Madre María,
corredentora de la humanidad,
mantenme bajo Tu santa protección.
Guarda mi mente y mis sentidos,
de tal forma que no sea
manchado por el pecado.

Santifica mis pensamientos,
purifica mis sentimientos,
bendice mis esfuerzos,
deseos, palabras y acciones,
de tal forma que te agrade a Tí,
y a Tu Jesús, mi Dios,
y gane así el paraíso para estar contigo.
Jesús y María, denme Su más
santa bendición.
En el nombre del Padre,
y del Hijo y del
Espiritu Santo,
Un solo Dios, por siempre.
Amén.