A veces en mitad de la misa a alguien le entra la risa floja