Beata Eusebia Palomino


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Beata Eusebia Palomino

Religiosa Salesiana, 10 de febrero.

Significa “piadosa”. Viene de la lengua latina.

La Virgen María ya había anunciado esta novedad provocada por la llegada de Cristo a la historia de la humanidad: ""Los poderosos serán derribados y los pobres serán elevados"".

Este sencilla joven salmantina sabe bien lo que es la pobreza en casa y fuera de ella.

Los padres, aunque muy pobres, vivían, sin embargo, iluminados por el faro de la fe en cualquier momento y circunstancia.

Ella, que recibía las clases de catecismo del propio padre, hizo la primera comunión a los nueve años.

Este día, sin tanto regalo y comida en el mejor restaurante, quedó marcado en su vida como algo sumamente grandioso.

Desde este día no cesaría nunca de comulgar e instruir con su ejemplo a los niños y niñas.

Sí, porque sor Eusebia se hizo salesiana o Hija de María Auxiliadora.

La comunión le producía tal gozo interior que inundaba de felicidad a cualquiera que la trataba.

Cuando era ya hermana salesiana, la destinaron a un pueblo de Huelva, Valverde del Camino.

Le dieron como cargo de obediencia la cocina. Hacía tan buenas comidas que, últimamente han publicado un libro con todas las recetas que ella empleaba para cocinar a las hermanas con amor y, al mismo tiempo con sabiduría.

La gran disponibilidad de Sor Eusebia, su dedicación a la plegaria en los ratos libres, la cercanía a las chicas en el Oratorio Festivo, la simpatía con la gente del pueblo, hicieron de ella una persona muy atractiva por su santidad.

Escribía muchas cartas recomendando siempre la meditación en la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

No creo que tarde mucho tiempo en que oficialmente la proclamen santa. Murió en 1933.