Bendito seas Señor, por el regalo de la vida.

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Bendito seas Señor, por el regalo de la vida.

 

Bendito sea tu nombre, Dios todo poderoso que has creado la vida para
tu gloria.

Bendito seas Señor Dios, quien me has formado en el vientre y que me
conocías antes de que yo viniera a la existencia.

Bendito sea el gran regalo de la vida que yo disfruto gracias al
cuidado de mis padres quienes me criaron por la voluntad de Dios.

Señor, Dios mío, autor y preservador de la vida: Yo te agradezco por
permitirme existir, te agradezco por haberme creado de la nada y por
hacerme un ser único, lleno de regalos que reflejan tu imagen. Siento
mucho Señor no haber vivido de acuerdo a tus deseos sino de acuerdo a
las debilidades de mi naturaleza pecadora. Me arrepiento de mi vida
pasada y te consagro mi vida de nuevo para que reviva en tu Presencia
y en los diseños de tu Santa Voluntad.

Gracias Señor por el mundo, este maravilloso escenario de la vida que
tu nos presentas diariamente. Te agradezco Señor por las vidas de
todos mis hermanos y hermanas tanto vivos como muertos; ellos serán
mi compañía en la eternidad ante la visión de tu gloria. Gracias
Señor por el regalo de la vida inocente que ha sido desperdiciada por
causa de nuestra negligencia, por favor, perdónanos Señor nuestros
pecados.

Gracias Señor por todos los elementos que nos acompañan y nos
permiten nuestra existencia.

Gracias Señor por el aire que respiramos, por la sangre que corre por
nuestras venas, gracias Señor por el regalo del tiempo y espacio.
Gracias por este maravilloso universo que esta mas allá de nuestra
comprensión, por las estrellas, los planetas y las constelaciones.

Gracias Señor por nuestra inteligencia, por los regalos que tu nos
has concedido a cada uno de nosotros.

Gracias Señor por que nos llamas tus hijos, no merecemos ese titulo.

Gracias Señor por que "Yo soy quien yo soy, pues Tu eres quien Tu
eres"

Amen