Católicas por el Derecho a Decidir promueve para la madre el derecho a decidir el aborto

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Católicas por el Derecho a Decidir promueve para la madre el derecho a decidir el aborto
DECLARACION DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DEL URUGUAY
El derecho a la vida y la dignidad de la vida humana desde su concepción en el seno materno hasta su término natural han sido defendidos permanentemente por la Iglesia Católica . Por fidelidad al Evangelio, que destaca el valor de la vida como don de Dios, defiende una dignidad del hombre y la mujer en contraste con la cultura de muerte expresada en las guerras, el terrorismo, la violencia, la explotación y la miseria, como también en la promoción del aborto y la eutanasia.
Hay personas y grupos que procuran legitimar el aborto desconociendo el carácter humano del niño antes de nacer o considerándolo un órgano prescindible del cuerpo de la madre o un agresor al que puede matarse por legítima defensa. Estas justificaciones contradicen abiertamente la enseñanza constante de la Iglesia Católica .
Entre nosotros existe una organización que se autodefine como "Mujeres Católicas por el derecho a decidir", filial uruguaya de un grupo feminista estadounidense denominado "Catholics for a free choice", nacido en 1973. La sede continental está  ubicada en Montevideo y constituye un grupo de presión que importa concepciones de vida ajenas al sentir de nuestros pueblos latinoamericanos.
Esta organización promueve para la madre el derecho a decidir el aborto, es decir, el derecho de matar por su sola voluntad a un ser inocente e indefenso. Este reclamo es absolutamente incompatible con la enseñanza de la Iglesia, por lo que no se puede reconocer a este grupo la denominación de "católico" Para evitar cualquier confusión al respecto nos vemos obligados a reiterar que el grupo "Católicas por el derecho a decidir" no mantiene ninguna vinculación formal con la Iglesia Católica y contradice expresamente su pensamiento genuino.
En un año en el que ,con ocasión de la celebración de la IV Conferencia Mundial de la Mujer, se incentivarán estrategias abiertamente negadoras de la vida y la verdadera dignidad de la mujer, como Pastores queremos impulsar las motivaciones que promueven la defensa irrestricta de la vida desde el primer momento de su concepción , como también la dignificación de la mujer en sus relaciones de igualdad y complementariedad con el varón , en su capacidad de humanización de la sociedad y de ser custodios de la vida y educadores de la paz.
Montevideo,24 de marzo de 1995