Cómo ganar la indulgencia en el día de los difuntos

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Como ganar la indulgencia en el día de los difuntos

Consagradas del Regnum Christi

Muchos estarán aprovechando estos días festivos del 1 y 2 de noviembre, otros seguirán con el ritmo ordinario... pero todos podemos hacer un alto en medio del trajín diario. El primero de noviembre es el día de todos los santos, sobre todo aquellos santos no canonizados, san panadero, santa mamá, san compañero de colegio, santa empleada de supermercado, es decir todos aquellos que ya gozan de Dios, en el cielo, el premio a una vida generosa y fiel. Y el dos de noviembre, día de los difuntos... aquí recordamos, junto con la tradición de la Iglesia, a todos aquellos que ya han dejado este mundo y van en camino al cielo, ellos necesitan de nuestra oración y podrán interceder por nosotros y nuestra intenciones, ¿qué favor más grande se puede hacer que dar el cielo...? Las indulgencias son una muestra de la magnanimidad del amor de Dios por el ser humano. Así que, convirtamos estos días en días de triunfo, ayudando a aquellos que ya se nos han adelantado, a alcanzar la plenitud de la vida eterna.

A continuación damos más datos sobre las indulgencias:

DEL “ENCHIRIDION INDULGENTIARUM” DE S.S. PAULO VI

2 DE NOVIEMBRE - CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS

Visitas a Iglesias u Oratorio:

Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que, el día en que se celebra la Conmemoración de todos los Fieles Difuntos, visiten piadosamente una iglesia u oratorio.Dicha indulgencia podrá ganarse o en el día antes indicado o, con el consentimiento del Ordinario, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos.En esta piadosa visita, se debe rezar un Padrenuestro y Credo.

1 AL 8 DE NOVIEMBRE:

Visitas al cementerio:

Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que visiten piadosamente un cementerio (aunque sea mentalmente) y que oren por los difuntos.

Para ganar una indulgencia plenaria, además de querer evitar cualquier pecado mortal o venial, hace falta cumplir tres condiciones:

Confesión sacramental
Comunión Eucarística y
Oración por las intenciones del Papa.

Las tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de rezar o hacer la obra que incorpora la indulgencia, pero es conveniente que la comunión y la oración por las intenciones del Papa se realicen el mismo día rezando a su intención un solo Padrenuestro y un Avemaría; pero se concede a cada fiel la facultad de orar con cualquier fórmula, según su piedad y devoción.

La indulgencia plenaria únicamente puede ganarse una vez al día, pero el fiel cristiano puede alcanzar indulgencia plenaria in artículo mortis, aunque el mismo día haya ganado otra indulgencia plenaria