¿Cómo mantengo mi relación con Dios en el centro de las cosas en medio de tanto caos?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo mantengo mi relación con Dios en el centro de las cosas en medio de tanto caos?

Alicia pregunta:

Estoy en último año escolar, y me siento llamada a la vida como religiosa. En medio de todos mis trabajos, proyectos, aplicaciones escolares, etc... además de otra cosas que ocurren en mi vida, las cosas se vuelven más agitadas. ¿cómo mantengo mi relación con Dios en el centro de las cosas en medio de tanto caos?

Querida Alicia:

Afortunadamente no es tan difícil mantener  una relación  con Dios centrada  porque es un regalo que Él mismo nos quiere dar.

Pondría lo que puedes hacer de la siguiente manera: elige lo que vas a hacer, y hazlo con amor.

Primero elige. Si nuestra vida parece caótica a veces es por la cantidad de cosas que debemos hacer o la manera en que las hacemos. La vida parece arrastrarnos en lugar de ser algo que vivimos y controlamos . Claro, hay mucho que no podemos controlar, pero también mucho que sí. Escoge tus prioridades.

Si quieres que Dios sea tu centro, una de tus prioridades será buscar tiempo a solas con Él además del día domingo en misa, tiempo para rezar cuando despiertes, tiempo para rezar una decena del rosario o más, tiempo para leer cosas útiles. Cosas divertidas y recreativas también deben ser parte de nuestras vidas, pero no al grado de dejar de lado las cosas importantes: nuestros deberes como estudiantes, en la casa, lo que nuestra conciencia dictamina.

Segundo: hacerlo todo con amor. Hay quienes creen que sólo existe una manera de hablar con Dios: rezando pero no es así. También puedes hacerlo con tus talentos, haciéndolos crecer. Puedes decirle que lo amas ayudándole a tu vecino, siendo una buena influencia, sirviendo a Él en otros, gozando las cosas que nos dio y agradecerlo; aceptando el dolor y el sufrimiento cuando viene. Sencillamente a lo largo del día, dile que todo lo que haces es para Él, pues para Él solo quieres lo mejor.