¿Cómo son sus ideales para esta sociedad?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cómo son sus ideales para esta sociedad?

Ya he dicho en otro artículo que, al parecer, los mexicanos no tenemos a la sociedad en un lugar muy alto en nuestra escala de valores. Según esto, los mexicanos no le damos mucha importancia a los valores sociales y, para nosotros, el horizonte de la sociedad que consideramos digna de apoyo, se agota en nuestra familia extendida.

Otro ángulo de esta cuestión es el lado de lo que esperamos de la sociedad. Al parecer, no esperamos mucho. En estos días, he tenido la ocasión de comentar con personas de muy diversas orientaciones, edades y antecedentes, sobre la sociedad mexicana. El consenso, desgraciadamente, es bastante negativo. La autocrítica que, en sus justos límites, es una gran cualidad, llevada con exceso al plano de lo social, llega a convertirse en una costumbre bastante perniciosa.

Tal vez el mejor reflejo de esto son los medios. Al parecer, la marca el comunicador es la de ser lo más negativo que pueda, para poder presumir de independiente. Si algo le parece bien y lo dice, teme ser considerado como un vendido, un barbero o un corrupto.

El resultado de esta dieta constante de negativismo ha sido que ya no tenemos grandes ideales para nuestra sociedad. Y las sociedades, como los individuos, necesitan de ideales, entendiendo por ello, como dice el diccionario, modelos perfectos que sirvan de norma. ¿Cuál es nuestro ideal de sociedad? ¿Cómo es el modelo de sociedad al que aspiramos, el que quisiéramos dejar a nuestros hijos? ¿Podemos, siquiera, ponernos de acuerdo en eso? Tristemente, la respuesta a esas interrogantes, es un enorme vacío.