¿Cristianofobia? Juzgue usted mismo

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Cristianofobia? Juzgue usted mismo

De un tiempo para acá es frecuente escuchar o leer acerca de la islamofobia y de las medidas para erradicarla. Todo los que dice referencia al antisemitismo es incluso un tema tabú en muchas naciones y existen férreas legislaciones que lo sancionan en otras tantas. 

El 19 de diciembre de 2008, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que condena la “difamación a las religiones” e insta a las naciones a tomar medidas en contra de “los actos de odio, discriminación, intimidación y coerción producto de la difamación de las religiones”. En el texto sólo se hace mención explícita al islam, siendo el cuarto año que la ONU adopta esta medida. 

Si nos remitimos a juzgar los hechos, es poco recurrente encontrar información acerca del rechazo público, muchas veces explícito y violento en gestos o acciones, incluso político, contra el cristianismo en no pocos países. ¿Y es que se da realmente una cristianofobia?  

Los hechos dicen más que las palabras. Juzgue usted mismo:

En agosto de 2008 Benedicto XVI fue demandado en un juzgado de Madrid. La parte acusadora fue la “Asociación Orden Soberana del Temple de Cristo”, uno de esos muchos grupos, supuestamente templarios, de corte alquimista y esotérico (y en consecuencia sin comunión con la fe católica). La asociación exigía al actual Pontífice, como sucesor de Clemente V, Papa que disolvió a la orden militar, que reestableciera a la agrupación tras la revisión del proceso. La demanda ha finalizado sin ser considerada al no ser competencia de un juzgado madrileño un caso de jurisdicción religiosa.

 A inicios de octubre de 2008 un grupo de 500 organizaciones abortistas convocaron una manifestación en la ciudad brasileña de Sao Paolo. A tan promovido acto asistieron poco más de medio millar de personas (casi de a una por ente convocante) y se caracterizó por una explícita agresión anticristiana pues muchos de ellos lucían disfraces ofensivos (de la Virgen María, de sacerdotes y monjas).

 Fue en octubre que se dio a conocer el nombre de los ganadores del premio Nobel de física. ¿Quiénes fueron? Dos científicos japoneses: Makoto Kobayashi y Toshihide Maskaya. En el artículo El Nobel, ¿vetado a los católicos?, el periodista italiano Antonio Gaspari se preguntaba si quien verdaderamente debía haber sido premiado, Nicola Cabibbo, presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias y descubridor de lo atribuido a los dos japoneses, no se debía más bien a su condición de católico. Ya en el pasado se había negado el premio Nobel al médico francés Jérôme Lejeune, descubridor de la causa del síndrome de down, por su oposición al aborto. Lejeune fue el primer presidente de la Academia Pontificia para la Vida.

 Ese mismo mes, en Valencia, España, un grupo de feministas a favor de la presencia del barco abortista de la organización holandesa Women on Waves, hicieron una invitación a quemar templos distribuyendo cajetillas de cerillos. La cajetilla de fósforos tenía la imagen de una iglesia ardiendo y la leyenda: “La única iglesia que ilumina es la que arde. ¡Contribuya!”. La Iglesia católica se opuso a la presencia del barco de la muerte desde antes de su llegada.

 También en España, a mediados del mes de octubre aparecieron en cartelera dos películas de claro cariz anticristiano: “Los girasoles ciegos” y “Camino”. La primera, ambientada en la posguerra civil española, se complace en la descalificación de la Iglesia manipulando afectivamente al espectador. “Los girasoles ciegos” ha sido seleccionada para representar a España en los premios Óscar. Por su parte, la película “Camino” manipula la vida de una niña (Alexia) quien murió heroicamente en el seno de una familia profundamente católica, miembros del Opus Dei. De hecho, la familia de Alexia ha pedido al director rectificaciones pues su obra no concuerda con la realidad. Ambas producciones han tenido subvenciones el gobierno español actual, de corte socialista.

 En Israel, también en octubre de 2008, el portal del partido de la ministra de relaciones exteriores, Tzipi Livni, el Yalla Kadima, publicó un fotomontaje del Papa Benedicto XVI donde se le aprecia usando una esvástica. El fotomontaje fue colocado para ilustrar un artículo que trataba sobre la canonización del Papa Pío XII. 

 De hecho, la actitud y declaraciones poco amistosas de diversas organizaciones judías, e incluso de más de algún miembro del gobierno hebreo (como la del ministro para las cuestiones sociales, Yitzhak Herzog) respecto a la figura de Pío XII, hicieron que el cardenal Andrea Cordero Lanza di Montezemolo recordara, a través de declaraciones a la agencia ANSA, que “la Santa Sede tiene una actitud responsable, pero ciertas intromisiones en las cosas internas de la Iglesia aburren”.

 A inicios del mes de noviembre de 2008, el ayuntamiento de Oxford decidió abolir toda referencia a la Navidad. Según declaraciones de autoridades del ayuntamiento, el objetivo de esta medida es redimensionar la excesiva resonancia atribuida a esta fiesta cristiana en detrimento de otras confesiones. Al mismo tiempo, y contrario a este anuncio, el jefe del consejo musulmán de Oxford, Sabir Hussain Mirza, expresó su molestia por este hecho. Eli Bracknell, rabino de la ciudad, también expresó su desacuerdo. En declaraciones al diario The Telegraph, el obispo de Portsmouth señaló que esa decisión ofendía a la comunidad cristiana pues “no hace nada por promover la armonía racial y, en el nombre de la inclusividad, excluye las tradiciones de una significativa población de la ciudad”.

 Relacionado con este mismo tema, a mediados de diciembre de 2008 un Belén fue retirado de la Fiscalía General del Estado, en Madrid, al ser considerado por un magistrado como atentado a la libertad religiosa y contrario a la aconfesionalidad del Estado. En la misma península ibérica, la federación internacional de ateos puso en marcha la campaña “¿Símbolos religiosos en edificios públicos? Ni de coña. ¡Denúncialos!”. Por las mismas fechas, en Amsterdam, Holanda, ProGay presentó el programa navideño Pink Christmas con dos “Josés” y dos “Marías” como un intento de relanzar a la ciudad como capital gay europea.

 Semanas antes, un juzgado de la ciudad de Valladolid, en España, ordenó retirar crucifijos de un aula pública porque, a su juicio, los crucifijos vulneran derechos fundamentales referentes a igualdad y libertad de conciencia de los alumnos. Ante el hecho, decenas de padres de familia se declararon inconformes.

 En Bolivia, ha saltado a la prensa la intención del gobierno de Evo Morales de cobrar impuesto a la Iglesia católica por las misas pedidas por los fieles. Manifestando una pobre comprensión del catolicismo, Jorge Silva, subjefe de la bancada de diputados del partido Movimiento al Socialismo, manifestó que “hay que separar la parte lucrativa de la parte de fe y del trabajo social que puede realizar la Iglesia”.

 Según información del diario El Día, el grupo socialista de Santa Cruz de Tenerife, en las Islas Canarias, manifestó su intención de hacer que dos partidas asignadas para obras de caridad de la Iglesia sean destinadas a la promoción de Santa Cruz como destino turístico homosexual y a una logia masónica del centro de la ciudad.

 Arremetida contra la Virgen María

 En Managua, Nicaragua, a finales del mes de noviembre de 2008, fueron decapitadas dos imágenes de la principal advocación mariana del país, la Purísima Concepción. Las imágenes habían sido dejadas por desconocidos en una rotonda conocida de la capital y usadas con fines políticos por partidarios del grupo que actualmente gobierna.

 Coincidiendo con la festividad mariana más importante de México, el día de la Virgen de Guadalupe (12 de diciembre), la revista Playboy México lanzó su número de diciembre con una portada donde aparece una modelo semi cubierta con un velo como el de la Virgen y con el título “Te adoramos María”. El artículo que acompaña a las fotografías del interior de la revista se titula “Bendita seas”; en él se lee: “Eres bienaventurada, María, cuando la luz llega a tu piel, y tus ojos encuentran los ojos de nuestros lectores”.

 En Chile, el pasado 15 de enero de 2009, se llevó a cabo una exhibición denominada “Vírgenes Fashion Show”, del modisto local Ricardo Oyarzún. La Conferencia Episcopal Chilena señaló que “bajo una discutible apariencia de expresión artística y apelando a una ambigua comprensión de la libertad de expresión, (este desfile, ndr) falta el respeto a la veneración que millones de chilenos profesan a la Virgen María. Esto atenta contra un derecho humano elemental, como es el respeto a la religión, en el marco de un Estado de derecho". El evento se realizó en una discoteca homosexual.

 Pero quizá la ofensiva más directa por parte de aquellos que no creen en Dios, se ha llevado a través de una campaña publicitaria en autobuses que comenzó en Londres a inicios de 2008 y ahora se extiende a Madrid, Barcelona y Génova. Siguiendo el modelo británico, la Unión de Ateos y Agnósticos Racionalistas de Italia, anunció el lanzamiento del eslogan de la campaña que pondrán en autobuses de la ciudad de Génova a partir del 4 de febrero: “La mala noticia es que Dios no existe. La buena es que no se necesita”. 

La agresión anticristiana también se ha cobrado la sangre de no pocos creyentes en algunos lugares del mundo. Cáritas-Congo denunció la masacre de 400 personas el día de Navidad de 2008 en las localidades de Faradje, Duru y Doruma, en el oriente de ese país. Rebeldes irrumpieron en templos católicos, asesinaron y quemaron las parroquias.

 Recientemente, la agencia FIDES ha hecho público su dossier anual. En él se reporta la muerte de 20 personas cuya actividad eclesial y pastoral estaba relacionada con las misiones. Los lugares donde han sido asesinados son Iraq, Nepal, India, Sri Lanka, Filipinas, Venezuela, Colombia y Kenia.

 Signos positivos ante la cristianofobia

 Ciertamente hay signos esperanzadores que invitan a estimar un futuro más prometedor para los creyentes cristianos. En buena medida, todos esos ataques han hecho que los hombres y mujeres de fe reaccionen y pongan en marcha iniciativas que defiendan y promuevan públicamente sus creencias.

 A finales del mes de octubre de 2008, la Corte Suprema de República Dominicana dictaminó que el concordato entre ese país y la Santa Sede era constitucional. Meses atrás, un grupo evangélico local inició una demanda judicial contra la Iglesia católica aduciendo que el concordato violaba los derechos de su denominación religiosa. Los jueces resolvieron que el acuerdo entre ambos países no viola los derechos de nadie ni constituye privilegio alguno.

 A finales del mismo mes de octubre, el senado italiano aprobó unánimemente una moción contra la persecución de las comunidades cristianas en el mundo. La medida insta a las dependencias italianas en el extranjero a que trabajen por las garantías de los derechos fundamentales de estos grupos concretos.

En España, dos alcaldes, el de Zaragoza y Toledo, han evidenciado su deseo de preservar el legado cultural que catolicismo ha heredado a su país. Por eso motivo Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, se negó a retirar el crucifijo del salón de plenos del ayuntamiento, en abril de 2008. Emiliano García-Page, alcalde de Toledo, volvió a jurar el dogma de fe de la Inmaculada, en un acto que se remonta a 1617, muy a pesar de las críticas de un grupo político de izquierdas.