Los Cristianos somos soldados de Cristo