Debemos tener cuidado con las novelas que leemos