Descubrí que mi hijita de 9 años ha recibido en su correo electrónico fotografías de pornografía infantil y que ha estado en comunicación con un tipo por el MSN, que debo hacer?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Descubrí que mi hijita de 9 años ha recibido en su correo electrónico fotografías de pornografía infantil y que ha estado en comunicación con un tipo por el MSN, que debo hacer?

Parece que no te queda más que hablar claramente con tu hija sobre lo que ha sucedido. Es una niña muy pequeña que todavía no es capaz de procesar y entender el tipo de imágenes a las que ha sido expuesta.

Es importante que le digas y le dejes bien claro el hecho de que existen personas en este mundo que están enfermas y que tienen un grado de maldad tal que buscan hacer daño y lastimar, especialmente a las personas más vulnerables, como son los niños.

Tienes que demostrarle tu amor y confianza: Es necesario que sepa que tú la amas más que nada en este mundo y que estarás siempre para ella, que sabes que ella no tiene la culpa de haber visto eso, pero que tiene que tener cuidado y avisarte si alguna otra vez llega a pasar algo así. Tu por lo tanto tienes que tomar mayores precauciones en cuanto al Internet, busca algún programa que evite que tus hijos tengan acceso a ciertos sitios y sobre todo, por horarios de uso y pon la computadora en algún lugar donde tu puedas estar al pendiente de lo que tus hijos ven y hacen.

Explícale también lo que es un pederasta, que generalmente es una persona mayor, un adulto o joven mayor que busca atraer su atención y tener un contacto de tipo sexual con ella (o con niños), que muchas veces no los obliga sino, que los convence de hacer para tocarlos o verlos desnudos o para que el pequeño toque los genitales del adulto.

Te recomendaría también que la llevaras a una terapia para niños, para que mediante el juego el/la terapeuta pueda evaluar que impacto ha causado en ella el tener contacto con este tipo de imágenes y la pueda ayudar a superarlo y que no tenga ninguna repercusión más adelante.

Dale gracias a Dios por que has tenido la oportunidad de darte cuenta y puedes proteger a tu pequeña. Vas a ver que si lo atiendes esto no va a tener ninguna repercusión negativa, al contrario puede ser una gran oportunidad para acercarte a tu hija y abrir un canal de comunicación importantísimo entre ustedes.

Te deseo mucha suerte, recuerda que si tienes alguna otra duda estoy para servirte; estaré pidiendo mucho a Dios por ti y tu familia, saludos.