Desgraciadamente los humanos solemos juzgar una predicación según la persona