Dios conoce todas las infinitas secuencias de causas y efectos en la creación