Dios, esposo fiel

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

        Dios, esposo fiel

        Dios, esposo fiel,

        si en este mundo hay un puñado de amor

        y si entre los hombres es posible una cierta comunión,

        es obra y promesa tuya.

        Te rogamos que,

        como esposa y esposo, como amigo y como prójimo

        podamos reflejar el respeto

        con que Jesucristo amó a los hombres,

        que podamos llegar a la felicidad según su espíritu

        y creamos que tú eres la fuete de todo amor,

        el mismo amor,

        nuestro Dios, nuestro padre.

         

        Amén