Divorcio: ¿amigo o enemigo?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF


El
Divorcio se invoca como una necesidad para ayudar a familias y
matrimonios que han llegado a una crisis que no logran resolver. Se
aduce que será un elemento positivo a todos los niveles y que los
posibles conflictos que puedan originarse de él se resuelven con el
tiempo.

Actualmente se puede contar con una serie de investigaciones y
datos acumulados en aquellos países que aprobaron el divorcio hace años
y cuentan ya con una generación adulta de hijos del divorcio.
Cualquier decisión, personal o gubernamental, no puede obviar la
existencia de estos datos. De hecho no se reducen a estudios e
investigaciones sino también a acciones y actitudes. El matrimonio
estable vuelve a ponerse de moda, e incluso el matrimonio
religioso.(28). En USA proliferan los programas de ayuda a matrimonios
en problemas y otros de preparación al mismo para prevenir una
disolución (28), (24).

El divorcio (llamado divorcio vincular) implica que los
contrayentes del matrimonio, personas que se vincularon jurídicamente a
sí mismas y a sus patrimonios, en orden a la constitución de una
familia, pueden disolver ese vínculo por voluntad de uno de los cónyuges y aún afectando los derechos de terceros, por ejemplo los hijos. (1)

En estos momentos debe ser motivo de reflexión el hecho de que en
muchos países para casarse son necesarias dos personas; para
divorciarse sólo una. O la evidencia de que resulta más fácil
divorciarse que cambiar unos pantalones. O el hecho real de que es
posible terminar con un matrimonio de más de 25 años con más facilidad
que finalizar un contrato laboral de pocos meses. ¿No hay alguna
incongruencia?

Para muchos el divorcio ha dejado de ser una decisión personal para convertirse en una cuestión de salud pública por los múltiples y negativos efectos que provoca en las personas y la sociedad misma (27).

El punto ya no es eliminar las leyes de divorcio o desatar una
discusión sobre su bondad o maldad. Lo que ahora corresponde es
trabajar por el fortalecimiento del matrimonio, ayudar a matrimonios en
problemas a superarlos si es posible aunque sea difícil y no optar por
la salida del divorcio que puede parecer a primera vista más fácil, y
trabajar mirando al futuro formando las nuevas generaciones para que
vivan su matrimonio con la decisión firme de esforzarse para que sea hasta que la muerte los separe.

Ofrecemos a continuación una serie de datos sobre el tema que deben
conocerse y considerarse antes de comenzar cualquier conversación sobre
el divorcio.

Elementos que se invocan como causantes de divorcios

Mitos del divorcio

Aspectos a considerar

Consecuencias a futuro

Una ley que no destruya

Algunas estadísticas y datos de interés

Beneficios del matrimonio

Elementos que se invocan como causantes de divorcios

1. Infidelidad (2) (4).

2. Factores sexuales: erotización del ambiente.

3. Problemas externos: económicos (2).

4. Falta de comunicación (uno de los factores que condiciona esto
es la tecnología que disminuye la comunicación y resta capacidad para
establecer canales entre las personas) (2).

5. Incompatibilidad de caracteres o inmadurez emocional (que origina incomunicación y violencia física) (2) (4).

6. Creencia de los adultos de que el divorcio es mejor para toda la familia, a vivir en matrimonios en crisis. Deseo de rehacer la vida. Pensar que para los hijos será algo superable. (4) (5)

Mitos del divorcio

1. El divorcio es un acontecimiento menor y de común ocurrencia en la vida de los niños y los adultos (4 p. xxi). La verdad es que deja una huella duradera que permanecerá para siempre y traerá consecuencias muchos años después.

2. El divorcio permitiría a los adultos realizar mejores
elecciones y matrimonios más felices, mediante la posibilidad de
deshacer errores previos
(4 p. xxii). Lo cierto es que quien se ha
divorciado una vez tiene mucho mayor (60% contra 45% en primeros
matrimonios) posibilidad de volver a divorciarse en un nuevo matrimonio
(3).

3. Si los padres son felices, los niños también lo son, aunque los padres se separen
(4 p. xxiii). La verdad es que la concepción de la realidad que tienen
los niños hace que lo importante sea que la familia completa esté junta
y no tanto que sus padres sean muy felices o se lleven bien (idem). Por
otra parte, se ha comprobado que los hijos de matrimonios con malas
relaciones pero que permanecen unidos se divorcian menos que aquellos
cuyos padres tienen niveles similares o menores de discordia y que sí
se divorcian. La verdad es que el problema no es la discordia entre los
padres sino el modelo de vida que ofrecen: un matrimonio con dificultades puede salir adelante o no vale la pena intentarlo. (12)

4. El divorcio disminuirá el concubinato. Como se ha
comprobado en los países con historia de divorcio, el concubinato
aumenta. Además en las sociedades latinoamericanas el concubinato se da
generalmente, no por un impedimento al matrimonio sino por cuestión
cultural (11) y para estos casos la existencia de una ley de divorcio
no significa ninguna diferencia.

5. El divorcio solucionará los problemas económicos: La
verdad es lo opuesto, en USA el ingreso anual de parejas casadas nunca
divorciadas con niños llega a $48.000; parejas que viven juntos pero no
están casadas alcanzan $25.000; y las familias separadas o divorciadas
tienen una media de ingresos anuales de $18.500. (24)

Aspectos a considerar

1. Evitar tomar decisiones impulsivamente; suelen ser más dolorosas
y de consecuencias más dañinas que si se toman en tiempos más largos.

2. Buscar asesoría y ayuda profesional

3. Ningún adulto, hijo de familia divorciada entrevistado por
Judith Wallerstein, quiere que sus hijos repitan sus experiencias de
infancia. (4 p. xxv)

4. El mayor impacto se revela cuando los niños llegan a la edad
adulta, en la medida que las relaciones afectivas empiezan a ser
importantes. Acarrean el patrón de la relación de sus padres, causa
ansiedad, toman malas decisiones, se rinden precipitadamente ante las
dificultades. (4 p. xxx)

5. Es importante que los matrimonios que están estudiando la
posibilidad de divorciarse tengan claras las consecuencias a futuro que
tendrá el término de su relación, tanto para ellos como para los hijos.
De otra forma sería un engaño del sistema y no se encontrarán
preparados para enfrentarlas correctamente. (4 p. xxxii)

6. Los niños de familias mal avenidas aunque tienen peor
autoestima, salud y rendimiento escolar que los de familias bien
avenidas, se encuentran en mejor situación que los hijos de padres
divorciados. (10)

7. Muchos de los países que han aprobado una ley de divorcio sin
restricciones se encuentran ahora en la necesidad de modificar dichas
leyes o introducir otras que favorezcan a la familia y ayuden a las
parejas a superar las crisis. Son movidos en muchas ocasiones por el
gran gasto económico que implica sostener grupos grandes que no cuentan
con recursos suficientes y que en muchas ocasiones son fruto de
familias rotas. (26)

Consecuencias a futuro

1. En los miembros de la familia:

a. Dificultades económicas (empobrecimiento) principalmente para la
mujer y los hijos (2) (4 p. xxiii) con la consiguiente dependencia de
los servicios de beneficencia del Estado (En USA, el 92% de los niños
que reciben asistencia provienen de hogares rotos (5), (24))

b. Hijos: habituales problemas emocionales: dificultad en las
relaciones personales, baja autoestima, problemas de actitudes, falta
de madurez, etc. (15)

c. Hijos: mienten con frecuencia, tienen bajo rendimiento, niegan
su responsabilidad ante sus actos y presentan dificultan de
concentración. Y además se hacen resistentes a las terapias
tradicionales para curar estas dificultades. (15)

d. Hijos: menor nivel educacional y, por lo tanto, menores niveles de empleo y de ingresos a futuro. (2) (3) (5) (24)

e. Hijos: mayor promiscuidad sexual, aumento de embarazos y/o abortos en adolescentes. (5)

f. Hijos: menor estabilidad en sus relaciones de pareja: se divorcian más u optan por no casarse. (2) (3)

g. Hijos: mayor consumo de alcohol y drogas; adopción de conductas
de riesgo (violencia, conducir a alta velocidad, deportes o pasatiempos
peligrosos, amistades violentas, etc) (2)

h. Abandono emocional de los niños en el período inmediatamente
posterior al divorcio: los padres están ocupados en reconstruir sus
propias vidas (económica, social y sexualmente) (4 p.xxx)

i. Mujeres: disminución de niveles económicos. (2) (4 xxiii)

j. Mujeres: disminuyen la salud, las expectativas de vida y la
sensación o la percepción de felicidad en la propia vida. Índices
comparativos de muerte en 1999, en Australia, en relación a mujeres
casadas, muestran que las mujeres no casadas tienen doble riesgo de
muerte y las divorciadas un 48% más (16).

k. Mujeres: aumenta el riesgo de suicidio casi al triple (muy poco
por debajo de las mujeres solteras), fuman y beben más y tienen más
conductas de riesgo. En general empeora su salud después del
divorcio(16).

l. Mujeres: aumenta la posibilidad de sufrir trastornos mentales:
ABS, 1997 (Australia): 17% para mujeres casadas, 27% para mujeres
divorciadas/ separadas y 21% para mujeres solteras (16).

m. Hombres: comparando hombres divorciados con aquellos que
permanecen casados: el divorcio duplica el riesgo de suicidio (15),
aumenta seis veces la frecuencia de problemas psiquiátricos, aumenta el
riesgo de alcoholismo, abuso de sustancias químicas y de morir por
cáncer o enfermedades cardiovasculares (11).

n. Hombres: sufren más las consecuencias psicológicas y físicas del divorcio que las mujeres.

o. Separación del resto de las relaciones familiares: primos, tíos
y abuelos. En Francia han comenzado los juicios de abuelos que demandan
derechos de visita a sus nietos luego del divorcio de los padres,
especialmente por parte de los abuelos paternos (el hombre no suele
conservar la custodia de los hijos) (21)

2. En la sociedad:

a. Mayor violencia social. (2)

b. Mayores gastos estatales (el Estado absorbe las dificultades de los miembros más desprotegidos) (2)

c. Alto costo socioeconómico. (2)

d. Se instaura en la sociedad la llamada Cultura del rechazo y enajenación:
se da en diferentes situaciones presentadas como alternativas a la
familia tradicional (unida por el vínculo matrimonial indisoluble), ya
sean padres divorciados (rechazo al cónyuge), padres solteros (rechazo
al otro progenitor y a ofrecer al hijo una familia), parejas de hecho
(rechazo al vínculo, rechazo al otro progenitor como esposo o esposa y
ambivalencia en lo que se refiere a la relación a largo plazo) (5).

e. Disminución de la tasa de natalidad y envejecimiento poblacional. (11)

3. En la misma institución matrimonial:

a. Engendra más divorcios. (11)

b. Baja la tasa de nupcialidad y aumentan los concubinatos. (11)

c. Nacen más hijos fuera del matrimonio (11). En este sentido es
interesante observar lo que ha llegado a ocurrir en los países
escandinavos en los que junto a una alta tasa de divorcio coexiste una
muy alta de ilegitimidad; es decir, quienes se casan y divorcian no
tienen hijos, quienes tienen hijos no se casan.

Nota: es importante destacar que hasta ahora ningún estudio ha
logrado demostrar que el divorcio ofrezca efectos positivos. Incluso
quienes han pasado por él conscientemente, desearían que no hubiese
sido necesario y lo viven como un fracaso personal.

Elementos que deben acompañar una ley de divorcio para asegurar que no lleve a la destrucción de la sociedad:

1. Normativa que establezca un tiempo de espera, maduración de la decisión, con ayuda o acompañamiento de especialistas (2).

2. Posibilidades de mediación: preparación de especialistas, grupos
de apoyo, etc., a los que todos los miembros de la sociedad puedan
acudir (2). Es lo que se postula en la propuesta de ley de varios
estados americanos y canadienses ante el continuo aumento de divorcios.
Una de estas propuestas era favorecida por David Schultheis, para quien
según sus propias palabras es más fácil romper un matrimonio que
cambiar unos pantalones en una tienda, la experiencia con terapias
matrimoniales nos demuestra que al menos 30% de los divorcios podrían
evitarse
(13).

3. Ofrecer a los padres la información y formación necesarias para
que continúen ambos presentes en la vida de los hijos. En Canadá se ha
propuesto una ley para que las parejas tengan un curso para padres
post-divorcio (22).

4. Cursos de preparación al matrimonio: buscar asegurar, dentro de
lo razonable, la madurez de ambos contrayentes y la capacidad de
iniciar una vida familiar y matrimonial con posibilidades de éxito (2)
(4).

5. Educación integral de la persona en sus años de escuela: buscar
la formación de una personalidad madura, emocional, intelectual y
volitivamente. (Importante Educar para el amor) (4)

6. Dentro del campo de la educación para el amor, favorecer la educación para la abstinencia.

7. Legislación que provea una protección legal para la familia;
contratos de trabajo en los que se resguarde la posibilidad de que los
padres pasen parte de las vacaciones escolares con los hijos, que se
encuentren presentes en los primeros meses de vida o en caso de
enfermedades. Permisos para padre y/o madre. Buenas asignaciones
familiares.

Algunas estadísticas y datos de interés:

1. Chile: 76% de los jóvenes encarcelados no cuenta con padres
casados, 44% proviene de familias nucleares y 64% proviene de embarazos
adolescentes (6).

2. USA: 75% de delincuentes juveniles violentos ha sido víctima de
violencia intrafamiliar, 50% de encarcelados proviene de familias
monoparentales; 60% de reclusos por robo, 72% de asesinos juveniles y
70% de condenados a cadena perpetua crecieron en familias sin padre
(7).

3. USA: los abusos sexuales de niñas por parte de los padrastros es
superior 6 a 7 veces llegando incluso a ser 40 veces superior, que los
abusos sufridos por las hijas por parte de sus padres biológicos en
familias intactas (8) (9).

4. USA: En 1950, por cada 100 niños nacidos, 12 ingresaban a una
familia rota: cuatro nacían fuera del matrimonio y ocho sufrieron el
divorcio de sus padres. A mediados de los 90, 58 de cada 100 niños
nacidos ingresaron en hogares destruidos. (5)

5. USA: 60% de hombres y mujeres que han traído niños al mundo no
pueden soportarse mutuamente lo suficiente como para criarlos hasta la
edad adulta. (5)

6. USA: Un millón de niños al año sufren el trauma del divorcio de sus padres (5) (14).

7. UK1: (datos de 1999) (18)

divorcios: 145,214

separaciones judiciales: 2,282

de ellos, con hijos: 70%

con hijos menores de 16: 56%

8. USA: 25% de americanos entre 18 y 44 años de edad provienen de familias divorciadas, 40% de adultos casados en los 90 llegaron al divorcio (3).

9. USA: 45% de nuevos matrimonios terminan en divorcio. 60% de segundos matrimonios llegan al divorcio (3).

10. Suecia: el 50% de los matrimonios termina en divorcio (19).

11. España: 10 a 12% de los matrimonios termina en divorcio, pero sólo el 60% de las mujeres españolas se casa (19).

12. USA: 1 de cada 3 niños nace de padres no casados (20).

13. UK: niños con iguales situaciones económicas, sociales y
educacionales: 80% de los que presentan conductas adecuadas están cerca
de sus padres biológicos comparado con 4% de los que sí tienen
problemas conductuales.

Beneficios del matrimonio:

1. Es el elemento individual más importante como fuente de felicidad y satisfacción personal (17).

2. Proporciona a cada miembro de la pareja una vida más larga y sana. (11), (15), (16).

3. Es un factor protector para los hijos: disminuye riesgo de
conductas peligrosas, de problemas legales, aumenta las posibilidades
de mejor educación y nivel económico a largo plazo, favorece las
relaciones interpersonales y llegar a formar una familia propia. (2),
(3), (5), (15). Es importante considerar que la disminución del riesgo
de convertirse en criminales aumenta por la ausencia del padre natural;
no es suplida por la presencia de un padrastro (25).

4. Beneficia económicamente a la pareja: Un estudio de la John
Hopkins University dirigido por Lingxin Hao, reveló que las parejas
casadas obtienen en media ingresos por $26.000, mientras que parejas
que cohabitan pero no están casadas sólo obtienen $1.000. (23)

5. Beneficia económicamente a la mujer. Estudios comparativos entre
mujeres casadas sin hijos y mujeres solteras con características y
condiciones similares muestra que las casadas ganan 4% más que las
solteras (en el caso de mujeres blancas), entre las mujeres negras
llega a 10% la diferencia ((23), citando la investigación de Linda J.
Waite, publicada en el libro The Case of Marriage (27)).

6. Actúa verdaderamente como un seguro de vida (27)