El fracaso de la educación sexual hedonista I

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Algunos datos sobre el fracaso de la "educación" sexual

El Dr. William Masters, del famoso equipo de sexólogos Masters y Johnson, declaró en 1995, ante la reunión de la Academia de Sexología Clínica de Estados Unidos, que la educación sexual en las escuelas públicas de ese país ha sido un total fracaso, pues no han bajado los índices de embarazos de adolescentes, después de más de 20 años de este tipo de "enseñanza".1

Los Centros para el Control de las Enfermedades, en Atlanta, Estados Unidos, publicaron un estudio según el cual el Estado de Wyoming, que no ofrece cursos de educación sexual o prevención de las enfermedades de transmisión sexual, tiene el índice más bajo de embarazos de adolescentes en todo el país: 53.7 por cada 1,000. El Estado de Kansas, por otro lado, experimentó el mayor aumento en estos embarazos, porque obliga a las escuelas a ofrecer educación sexual pero no a que se promueva la abstinencia.2

Los anticonceptivos se promueven en programas de educación sexual en escuelas norteamericanas. Desde que el gobierno de Estados Unidos comenzó su principal programa de promoción de anticonceptivos para los jóvenes en 1970, los embarazos de las jóvenes solteras han aumentado en un 87% entre las edades de 15 a 19 años, los abortos en un 67% y los alumbramientos subieron al 83.8%. 3 Los jóvenes están teniendo relaciones sexuales ahora más temprano que nunca. 4 1.2 millones de adolescentes estadounidenses salen embarazadas anualmente, de las cuales 400,000 se practican un aborto. 5

Un artículo publicado orginalmente en "The Atlantic Monthly", octubre de 1994 cuya autora es Barbara Dafoe Whitehead, causó gran revuelo pues denunció con datos documentados, el hecho de que la educación sexual en las escuelas de Estados Unidos ha sido un total fracaso en impedir los embarazos de adolescentes. El resumen de este artículo fue publicado en español en Selecciones del Reader's Digest (mayo de 1995). La autora citó investigaciones que mostraron que no se halló prueba alguna de que aconsejarles a los adolescentes el uso de anticonceptivos disminuya las probabilidades de que se produzcan las relaciones sexuales premaritales. Además dio ejemplos de los inmorales programas de educación sexual que se han implementado en escuelas norteamericanas; como por ejemplo el de Rutgers University Press titulado "Learning About Family Life" (Aprendiendo sobre la vida familiar), para niños desde el kindergarten hasta el tercer grado. El programa, implementado en el Estado de Nueva Jersey, incluía descripciones sexuales gráficas. Según la Sra. Dafoe Whitehead, los programas de educación sexual en las escuelas norteamericanas, tienen una base ideológica, no intelectual. " Su misión es defender y extender las libertades de la revolución sexual".

Inglaterra, otro país donde se promueven aún más extensamente desde hace muchos años la educación sexual hedonista y el uso de los anticonceptivos para los adolescentes, tiene el mayor índice del mundo, con respecto a las adolescentes que son madres solteras, según la encuesta llevada a cabo en 53 países por el Instituto Alan Guttmacher, a cargo de las investigaciones utilizadas por la Paternidad Planificada, promotora de la anticoncepción y el aborto. 6 En los países desarrollados, donde se han implementado desde hace muchos años los programas de educación sexual, el 77 por ciento de las mujeres ya han tenido relaciones sexuales al llegar a los 20 años, comparado con el 83% en los países africanos al sur del desierto del Sahara, y el 56% en Latinoamérica y el Caribe.7

Las adolescentes inglesas son más propensas a practicarse el aborto que las de otros países de la Unión Europea, según reportó la Comisión Europea en 1996.8 Por otro lado, el British Medical Journal en su edición de agosto de 2000 informó, que "la mayoría de las adolescentes que salen embarazadas han consultado previamente a su médico sobre la sexualidad y la anticoncepción." Inclusive, les había sido recomendado con mayor frecuencia el uso de anticonceptivos hormonales (orales o inyectables), y de preservativos...las jóvenes que abortaron quirúrgicamente con más frecuencia fueron las que más habían solicitado la anticoncepción de emergencia."9

Suecia y Dinamarca, otros dos países que han sido pioneros de la educación sexual en las escuelas, tienen loss índices más altos de abortos entre jóvenes de 20 a 24 años.10

Valorie Riches, directora de la organización inglesa Family and Youth Concern declaró que el darles más educación sexual a los adolescentes y facilitarles más anticonceptivos, ha llevado a un mayor índice de relaciones sexuales y embarazos. Ella añadió : "Esta política es un total desastre, ha llegado el momento de reconocer que no ha sido efectiva. ¿Qué empresa comercial sería capaz de continuar enforzando una política que ha fracasado?"11