EMAUS

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
Ibamos dos camino de Emaús,
entristecidos discutiendo,
y sucedió que vimos a Jesús
y no supimos conocerlo.
 
El preguntó qué cosas discutís
dijimos lo del Nazareno
muerto en la cruz en plena juventud
aún no podemos comprenderlo.
 
Era El el Mesías de Israel
muchos llegamos a crerlo
y ahora que ya hace tres días que fue
sacrificado por el pueblo.
 
El respondió que así debía ser
que estaba escrito su tormento
y reavivó nuestra apagada fe
el corazón ardía por dentro.
 
Quédate con nosotros quédate
ven y comparte nuestro techo
quédate con nosotros quédate
la oscuridad está cayendo.
 
El sonrió y entró para cenar
partiendo el pan y bendiciendo
nos lo entregó diciendo nada más
tomad comed esto es mi Cuerpo.
 
Y después ya no le pudimos ver
pero sabiamos que dentro
El está con nosotros y esta vez
resucitado de los muertos.
 
Quédate con nosotros quédate
y cúranos que estamos ciegos
para ver con los ojos de la fe
así te reconoceremos.
 
Quédate con nosotros a comer
reanima nuestro desaliento.
Quédate con nosotros quédate
y deja que se pase el tiempo.