En aumento las restricciones a la libertad de religión. El Reporte del Pew Research Center

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

En agosto de 2011, el Pew Research Center publicó el segundo Reporte sobre el aumento de las restricciones contra la religión en el mundo titulado Rising Restrictions on Religion; un documento circunstancial, que intenta analizar la relación entre religión y vida pública, en el periodo comprendido desde la mitad del 2006 hasta la mitad del 2009, en 198 Países, haciendo una evaluación sobre la base de 33 indicadores.

El Reporte registra un significativo apretón a las restricciones sobre las religiones en muchos Países. Precisamente: de los 198 Países que se tuvieron en cuenta en el examen, en 23 (12%) se registró un aumento de las restricciones, en 12 (6%) una, aunque leve disminución y en los restantes 163 (82%) la situación permanece sustancialmente invariable.

Por encima de 2,2 millones de personas, viven en Países donde se presentan restricciones al culto o son promovidas sanciones sociales hostiles que tocan la esfera religiosa de los ciudadanos: cerca del 32 por ciento de la población mundial sufre a causa de leyes discriminatorias o por el clima social que favorece actos de hostilidad en lo que hace referencia a las minorías religiosas.

Entre los Países que presentan escenarios más restrictivos u hostiles con referencia a determinadas minorías religiosas figuran: Egipto, Irán, Turquía, Nigeria, Irak, Pakistán y Bangladesh. Una presión de hostilidades de orden social fueron reveladas en Países como Nigeria o Tailandia.

Subdividiendo el mundo en regiones, resulta que Medio Oriente y Nord Africa fueron las área con mayor número de Países en los cuales aumentaron las restricciones por parte de los gobiernos desde hace algunos meses. Según el Reporte, 6 de los 14 Países en los cuales las restricciones de los gobiernos han aumentado en modo sustancial se colocan en Medio Oriente y Nord África: Algeria, Egipto, Libia, Qatar, Siria y Yemen.

El Pew Center considera a Egipto entre los Países mayormente restrictivos, ya sea por las acciones del gobierno, ya sea por la hostilidad social. El otro País que hizo registrar altos niveles entre ambas categorías fue Indonesia.

Todavía, la región mayormente problemática en términos de hostilidad social hacia la religión es Europa. Mitad de los 10 Países en los cuales aumento más la hostilidad social son europeos: Bulgaria, Dinamarca, Rusia, Suiza y Reino Unido. Asia se coloca en el segundo puesto a causa de los aumentos de las restricciones en China, Tailandia y Vietnam. La región con menores restricciones ya sea estatales que sociales es el continente americano.

Los 25 Países más populares constituyen cerca de las tres cuartas partes de la población mundial. En este grupo, las restricciones han aumentado sustancialmente en 8 Países, mientras ninguno evidenció una reducción sustancial.

En 6 de los 8 Países – China, Nigeria, Rusia, Tailandia, Reino Unido y Vietnam – el éxito del empeoramiento de la situación, es considerado principalmente el más alto en los niveles de hostilidad social. Mientras en Egipto y Francia es principalmente consecuencia de la acción de gobierno. En Egipto – observa el Reporte – el gobierno continúa a tener en el bando la Fraternidad Musulmana. Al mismo tiempo, los cristianos han sufrido discriminación de diversas maneras, entre los mayores que se encuentran está las dificultades para encontrar trabajo en el sector público. Con referencia a Francia, el Reporte cita eventos como la discusiones en el Parlamento sobre la prohibición para las mujeres de endosar el burca. De otra parte, se hizo presión al Gobierno sobre los grupos considerados como sectas de Scientology.

Por lo que hace referencia a aquellos que mayormente sufren las consecuencias de tales restricciones, el Reporte revela que son los cristianos y los musulmanes. En los tres años precedentes a la mitad del 2009, los cristianos reportaron problemas en 130 Países, mientras los musulmanes en 117.

Algunos grupos más pequeños registraron dificultades en proporción al número. Los hebreos, por ejemplo, siendo menos del 1% de la población mundial, reportaron vejaciones en 75 Países.

Otro grupos que sufrieron abuso varían de las fedes más antiguas como los Sikh y los Zoroastrianos, a aquellas más recientes como los Bahai y los Rastafarianos. Estos, junto a otras religiones tribales y populares, han reportado problemas en 84 Países