En Guerra contra Dios

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

La embestida mediática contra la Iglesia Católica permite, al público en general, dimensionar los esfuerzos de manipulación a los que todos estamos siendo sometidos. 

La feroz campaña de algunos medios de comunicación contra Benedicto XVI sobre los casos de abuso ocurridos dentro de la Iglesia Católica parecieran buscar desacreditar a la misma Iglesia, o si no, a todo el cristianismo; sin embargo, el objetivo de esos mal-informadores y sus patrocinadores es mucho más ambicioso: buscan desprestigiar a Dios.

Al Dios de los católicos, los musulmanes, evangélicos, judíos, mormones… Se pretende quitar a Dios de en medio, a esa “gran conciencia” para que, desvinculadas del referente religioso, las masas sean más fácilmente manipuladas.

Es una agresión a los creyentes de parte de aquellos que buscan se “sustituya la laicidad (aconfesionalidad) del Estado por un laicismo que promueva reducir el factor religioso al ámbito privado, negándole todo espacio y toda expresión pública”

Una agresión de quienes ven minado su negocio por ser contrario a la doctrina de las grandes religiones; aquellos que favorecen la “industria” del aborto, la prostitución, la pornografía, la farmacéutica volcada en las enfermedades de trasmisión sexual, que en 45 años han pasado de dos a más de 20, etcétera.

Si el objetivo es Dios… ¿Por qué atacar a la Iglesia Católica? 

¿Conoce Usted al líder mundial de alguna de las otras grandes religiones del mundo? ¿Conoce acaso al líder mundial de la religión judía; de los evangélicos, musulmanes, mormones y otros?

Siendo el catolicismo la única de las grandes religiones que cuenta con un líder mundial visible y universalmente reconocido, resulta altamente efectivo debilitar la fe de la gran masa de creyentes, independientemente de sus creencias, golpeando a la imagen religiosa más representativa del planeta.

La Manipulación Informática de los “Abusos”

Es claro que no hay justificación alguna para cualquiera que haya lastimado a un niño; en esto no debe caber duda. 

Por eso, lo que aquí se discute es el daño social que está causando la irresponsable manipulación de algo que representa el día de hoy un gravísimo peligro para la niñez, cuya raíz y amenaza fundamental están fuera de cualquier institución religiosa. Veamos los hechos… 

Noticias de Izquierdas y Derechas

Desafortunadamente, muchos medios de comunicación se han ideologizado; como si las noticias tuvieran color o partido; como si la verdad debiera acomodarse a sus opiniones particulares, llegando incluso a omitir datos para distorsionar la realidad a su conveniencia.

Y en el mejor de los casos, dicen ser neutrales, pero de entrada ya nos dan las noticias “editorializadas”; en los periódicos, enfatizando palabras, agregando signos de admiración, interrogación o comillas para sesgar la percepción del lector; juegan con los títulos de las noticias, sabedores de que el 80% de los lectores leen básicamente los encabezados y los pies de fotos. 

En la TV, los locutores dan las noticias acompañadas de expresiones, gestos o comentarios influyendo en la opinión del auditorio.

La Crisis en la Iglesia Católica 

Pues nada, que hoy no hay crisis. Lo que hay es una Iglesia Católica renovándose; reconociendo problemas del pasado para avanzar fortalecida hacia el futuro.

Hoy no hay mas crisis que la inventada por algunos medios de comunicación. Porque los cuatro casos emblemáticos de esta “crisis” ocurrieron hace ya muchísimos años:

 

  • El Informe Ryan del 2009 sobre los problemas de la Iglesia Católica de Irlanda, se refiere a situaciones vividas en ese país hace ya, de entre 30 y 60 años (entre 1950 y 1980)
  • La noticia sobre el fallecido sacerdote Lawrence Murphy con relación a una escuela de sordos en EEUU, pertenece a hechos ocurridos hace ya, de 35 a 60 años (entre 1950 y 1975)
  • Los problemas del Coro de Ratisbona, fueron hace ya, de entre 37 a 52 años (de 1958 a 1973)
  • El caso de un colegio católico de Berlín, se refiere a sucesos ocurridos hace ya, de 30 a 50 años (entre 1960 y 1980)

 

Así, los dos casos más recientes incluidos en esta campaña contra la Iglesia Católica corresponden a un religioso de 69 años, que fue condenado en Europa porque “al menos en dos ocasiones le tocó el pecho por encima de la ropa y en una de ellas la barriga por debajo de la camiseta" a una niña de 10 años en el 2009. Y el otro, es el de un religioso de 53 años sentenciado este año en Sudamérica “por almacenamiento de pornografía infantil”

Así que estamos hablando de un análisis histórico de algo ocurrido en la Iglesia Católica en el tercer cuarto del siglo pasado; un análisis muy importante, pero que no trata una situación reciente y mucho menos generalizada. “La plaga de la pedofilia (dentro de la Iglesia) es una tragedia del pasado, que se está combatiendo con eficacia”.

Hay de Abusos a Abusos

En las acusaciones a la Iglesia Católica se hace referencia a “ABUSOS” de manera generalizada; pero dentro de esta palabra acumulan cosas tan radicalmente distintas, que van desde una bofetada hasta un abuso sexual.

Pero además, se maneja el término “ABUSO SEXUAL” para cosas tan disímbolas como un tocamiento (como el mencionado en párrafos anteriores) y una violación; distorsionando gravemente la dimensión de los hechos. 

Por ejemplo, Georg Ratzinger, hermano del Papa Benedicto XVI, ha pedido perdón por haber abofeteado a algunos niños del Coro de Ratisbona; lo cual no era necesario, pues la pedagogía de los años 60´s y 70´s era aquella de que “la letra con sangre entra”; eran los tiempos de la nalgada, el “reglazo” y la bofetada… y, además, no pasaba nada.

Esta manipulación de las palabras la encontramos en los encabezados de muchas notas periodísticas, los cuales no coinciden con el contenido de la nota; aquí algunos ejemplos:

 

  • “La Iglesia…. pide perdón por los casos de abusos sexuales” 
  • El arzobispo… lamenta la violencia física y mental practicada por religiosos…”
  • “…prisión para un religioso que abusó de dos niñas…”
  • Un religioso… ha sido condenado… por realizar tocamientos a dos niñas…”
  • “La Iglesia católica irlandesa ocultó los abusos sexuales a menores…”
  • “El Informe Ryan…, es un catálogo de… tropelías, de agresiones físicas y verbales cometidas por sacerdotes, monjas y personal seglar…”
  • “Las denuncias de abusos de niños… siguen apareciendo…”

 

“…seis personas dijeron haber sido abofeteadas y golpeadas… en los años 70”

Pronosticando el Pasado

Estimado lector, ¿Cuándo fue la primera vez que Usted oyó o supo del significado de las palabras pederastia y pedofilia o paidofilia?; ¿Hace 5, 10 o 15 años? 

¿Cómo habría reaccionado Usted hace 40 años si se enterara de que su hijo o su hermano es un pederasta? …Es difícil de saber, ¿no?

Hoy es más fácil juzgar estas conductas por la información de la que disponemos; pero hace 40 años, al enterarnos de uno de estos casos en algún familiar cercano, de seguro nos llevaría de la sorpresa a la desesperación, el coraje, la confusión… ¡cualquier mezcla de emociones y actitudes!

Por eso me sorprende que algunos sabios periodistas y críticos de la Iglesia Católica, hagan reclamos al Papa Benedicto XVI, no porque no haya actuado, sino porque no reaccionó con la velocidad que a ellos les gustaría ---desde su perspectiva de hoy--- a algunos casos de pederastia de hace 40 años.

¡Es que es muy fácil pronosticar el pasado!

Dimensionando el Problema 

Un solo caso de pedofilia o pederastia debe ser causa de indignación y repugnancia; por eso mismo, cuando el fanatismo anticlerical quiere hacer parecer que alguno de esos problemas está generalizado entre los sacerdotes católicos, hay que  pararlos en seco. 

Es necesario que los datos de esta vergüenza eclesial sean expuestos en su justa dimensión con relación a la totalidad brutal del problema. Aquí algunas cifras…

 

  • En EEUU, donde hay 109,000 sacerdotes y religiosos, fueron condenados 54 de ellos (en 42 años) por casos de pedofilia. Asimismo, durante ese periodo fueron condenados, alrededor de 6,000 entrenadores y profesores de gimnasia, por el mismo delito… 
  • En Alemania, durante los últimos 15 años se han denunciado 210,000 casos de delitos contra menores; donde los casos sospechosos dentro de la Iglesia Católica son 94 
  • En Irlanda, (Informe Ryan-2009) de los testimonios de 1,090 personas con casos de violencia (no sólo sexuales, sino sobre todo física y psicológica) en el sistema escolar de la isla, de 1914 al 2000, los religiosos acusados de abuso sexual a niños fueron 23
  • A nivel mundial, durante los últimos nueve años se analizaron los delitos de pederastia cometidos en los últimos 50 años por unos 300 sacerdotes y religiosos; que representan el 0.07% de los 410,000 que hay en el mundo entero. 

 

Conclusión

El problema de la pederastia y la pedofilia es muy grave en todos los ámbitos de la sociedad y está creciendo. 

Y aquí habría que preguntar a los “amos de la manipulación”: ¿Por qué distraen la atención del problema central atacando esa Iglesia que ha enseñado a la humanidad el reconocimiento a la dignidad humana, a esa que inventó los hospitales y las universidades mientras que actúa con disimulo ante el creciente “negocio” de la prostitución y pornografía infantil? 

¿Por qué no hay un ataque tan frontal de los medios a problemas como el de que México es el 1er lugar en descargas de pornografía infantil de internet y el 3er productor mundial de la misma?

Es pregunta…