Entrevista a un actor - Para saber interpretar a Cristo

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

1) Para saber

Medjugorje, que significa “entre montañas”, es un pueblo europeo situado en la parte occidental de Bosnia y Herzegovina, cerca de la frontera con Croacia. En esta localidad, presumiblemente están aconteciendo apariciones de la Santísima Virgen María, y la Iglesia Católica ya está estudiando este fenómeno para poder declarar su autenticidad.

En febrero de 2010 el actor Jim Caviezel, quien fue protagonista principal de la película “La Pasión” del director Mel Gibson, después de hacer su sexta peregrinación al Santuario de la Virgen María en Medjugorje, viajó a Viena donde concedió una entrevista a una revista.

La entrevistadora le preguntó a Jim sobre su devoción religiosa. Él comentó que fue gracias a su esposa que pudo tener una conversión y acercarse a Dios. Antes pensaba que no tenía tiempo para dedicarle algo a Dios, pues trabajaba intensamente, incluso los siete días de la semana.

Estando en Irlanda, su esposa lo animó a hablar con un joven que venía del Santuario de la Virgen, Iván. Este le habló con claridad: “Jim, el hombre siempre encuentra tiempo para aquello que ama. Si alguien que no tiene nunca tiempo conoce a una chica y se enamora de ella, siempre encontrará tiempo para ella. La gente no tiene tiempo para Dios porque no le aman. Dios te está invitando a rezar con el corazón”. Jim le preguntó: “¿Cómo se supone que he de hacerlo?” Le contestó Iván: “Empezando a rezar”. En ese momento, dice Jim, las puertas de su corazón se le abrieron. Algo empezó a cambiar dentro de él. Su esposa le había querido enseñar en muchas ocasiones a rezar el Rosario, pero él nunca había querido aprender. Ahora ya quería rezar, aunque no sabía exactamente cómo hacerlo. Una mañana cuando iba al trabajo, le dijo al chofer que lo llevaba al rodaje: “No sé qué piensas acerca de esto, pero querría empezar a rezar el Rosario”. Para su sorpresa, él sólo dijo: “De acuerdo, recemos”.

En la entrevista habló del inicio de su vocación de actor. Comentó que tendría unos 20 años cuando algo interior le decía que su camino era ser actor. Habló con su padre, pero éste le dijo que si Dios le hablaba sería para que fuera sacerdote, pero no actor. Sin embargo él intuía que Dios lo quería como actor, siendo éste también un camino grato para Él.

En ese entonces se dirigió al Santuario de la Virgen en Medjugorje y aprendió a rezar, pues no estaba acostumbrado. Ya de vuelta en su casa, trató de continuar: hacía su oración; con toda la familia vivían los sacramentos; mientras conducía el carro llevando a los niños al colegio rezaban juntos el Rosario.

Gracias al rezo continuo del Rosario durante el rodaje, decía Jim, podía experimentar una gracia especial. Por ejemplo, sabía que no debía utilizar lenguaje grosero o ser maleducado con los otros miembros del rodaje. Y así se comportó. Gracias a su peregrinación al Santuario de la Virgen María dijo: “Experimenté la poderosa oración que es el Rosario y el regalo que tenemos cuando vamos a la Santa Misa cada día”.

También explicó algunos detalles interesantes de la filmación, que continuaremos comentando, con lo que refleja cómo en cualquier profesión honesta es posible encontrarse con el Señor, recibiendo, además, las gracias necesarias para santificar ese trabajo y llevarlo a cabo de la mejor manera.