Equilibrio

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

En
una conferencia llevada a cabo en una universidad estadounidense, Bryan
Dison, ex-presidente de Coca-Cola, habló sobre la relación entre el
trabajo y otros compromisos de la vida diaria.

Bryan decía:

Imaginen la vida como un juego en el cual ustedes hacen malabarismos con cinco bolas que lanzan al aire.

Esas bolas son: El trabajo, la familia, la salud, los amigos y el espíritu.

El Trabajo es una bola de caucho. Al caer, rebota en el suelo y vuelve a subir.

Sin embargo, las otras cuatro bolas: la familia, la salud, los
amigos y el espíritu, son de vidrio. Al caer al suelo se quebrarán y
quedarán permanentemente dañadas.

Entendamos esto y busquemos el equilibrio en la vida. ¿Cómo? No se
valoren a sí mismos comparándose con los demás. Todos somos diferentes.
Cada uno de nosotros es un ser especial. No fijen sus objetivos con
base en lo que otros consideran importante. Sólo ustedes están en
condiciones de escoger lo que es mejor para ustedes mismos.

Denles valor y respeten las cosas más queridas en sus corazones,
péguense a ellas como a su propia vida. Sin ellas, la vida carece de
sentido. No dejen que la vida se les escurra de las manos por vivir en
el pasado o en el futuro. Si viven un día a la vez, vivirán todos los
días de sus vidas.

No desistan cuando aún son capaces de dar algo más. Todo termina hasta el momento en que dejamos de intentarlo.

No teman admitir que no son perfectos.

No teman enfrentar riesgos. Corriendo riesgos es como aprendemos a ser valientes.

No excluyan al amor de sus vidas diciéndose que no pueden
encontrarlo. La mejor forma de recibir amor es darlo. La forma más
rápida de quedarse sin amor es apegándose a uno mismo. La mejor forma
de mantener el amor es compartiéndolo.

No corran tanto por la vida al punto de confundir en dónde se encuentran o para dónde van.

No tengan miedo de aprender. El conocimiento es liviano, es un tesoro que se carga fácilmente.

No usen imprudentemente el tiempo o las palabras, ninguna de ellas puede recuperarse.

La vida no es una carrera. Es un viaje que debe ser disfrutado a
cada paso. Recuerden, el ayer es historia, el mañana es un misterio y
el hoy es un regalo. Es por ello que se llama Presente. Vivan el presente con toda la energía, alegría y entusiasmo.

Estos consejos para vivir con equilibrio son una verdadera lección
de vida, simples y objetivos, pero, nos pueden llevar al éxito personal
y profesional.