“Es bonito ser cristiano”. El Papa y la Jornada Mundial de la Juventud

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

“Es bonito ser cristiano”

El Papa y la Jornada Mundial de la Juventud

1) Para saber

En estos días se está llevando a cabo la XVIII Jornada Mundial de la Juventud en la ciudad de Colonia, Alemania. Se espera que vayan alrededor de un millón de personas para unirse al Papa.

Este encuentro ya había sido anunciada por Juan Pablo II en el año pasado, y ahora, el Papa Benedicto XVI, continuando con la tradición, ha querido reunirse con los jóvenes de todo el mundo en su mismo país de origen.

Hace días, el Papa concedió una entrevista en donde nos expresa sus deseos para estas jornadas. Expresó: «me gustaría hacer comprender a los jóvenes que es bonito ser cristiano. Existe la idea difusa de que los cristianos debemos observar muchos mandamientos, prohibiciones, etc. agobiantes y opresivos. Yo quiero dejar claro que nos sostiene un gran Amor. Que la revelación no es un peso sino unas alas, y que es bonito ser cristianos».

El Papa manifestó que estaba muy contento y ansioso por hacer el viaje a Colonia. Se espera que lo acompañen además más de 9.000 sacerdotes de 193 países.

El tema de este encuentro mundial juvenil es una frase del Evangelio que dice “Hemos venido a adorarle”. Son las palabras que los Reyes Magos pronuncian cuando están buscando al Señor, que tiene poco de haber nacido. No es coincidencia que se haya escogido este lema, puesto que en Colonia se veneran las reliquias de los Santos Reyes Magos según una pía tradición.

En base al lema del encuentro y al suceso de los Reyes Magos, podemos unirnos a estas jornadas y reflexionar sobre el mensaje distribuido, que se ha resumido en los siguientes siete puntos que señalamos a continuación:

1° Imitar la audacia de los reyes Magos: Los Magos emprendieron con coraje un camino difícil, dejándolo todo, para llegar a Jesús, y así a nosotros no nos debe asustar que a veces cueste seguirlo.

2° Reconocer a Dios en sus signos: Los Reyes Magos supieron descubrir el llamado de Dios y siguieron una estrella. Nosotros hemos de saber descubrir las llamadas que Dios nos hace a través de signos en nuestra vida ordinaria: saber descubrir las necesidades de los demás, saber ofrecerle nuestra ocupación, etc.

3° Recorrer con fe el camino de Jesús: En un momento dado, a los Reyes Magos dejan de ver la estrella que los guiaba, pero ello no fue impedimento para continuar y poner todos los medios para reencontrar el camino sin desanimarse. Nosotros hemos de vivir también de fe, aunque a veces las dificultades nos impidan ver claro.

4° Ofrecer cada uno al Señor un don: Los Reyes Magos le ofrecieron al Señor, “oro, incienso y mirra” (Mt 2,11). Se nos invita a ofrecer el oro de nuestra existencia, es decir, la libertad para seguirlo; a ofrecer el incienso de nuestra oración, para alabanza de su gloria; y ofrecer el afecto de gratitud para Él que nos ha amado hasta la morir por nosotros.

5° Adorar a Jesús, Dios verdadero: “Sed adoradores del único y verdadero Dios, reconociéndole el primer puesto en vuestra existencia! (...) ¡Jóvenes, no creáis en falaces ilusiones y modas efímeras que no pocas veces dejan un trágico vacío espiritual! Rechazad las seducciones del dinero, del consumismo y de la violencia solapada que a veces ejercen los medios de comunicación. La adoración del Dios verdadero constituye un auténtico acto de resistencia contra toda forma de idolatría. Adorad a Cristo: Él es la Roca sobre la que construir vuestro futuro y un mundo más justo y solidario. Jesús es el Príncipe de la paz, la fuente del perdón y de la reconciliación, que puede hacer hermanos a todos los miembros de la familia humana”.

6° Tomar decisiones valiente: Los Reyes Magos, al regresar, nos cuenta el Evangelio que tomaron otro camino para evitar el peligro. Ello significa en nuestra vida un cambio de vida, elegir a Jesús de ahora en adelante.

7° Ser testigos de la nueva evangelización: La Iglesia necesita auténticos testigos, necesita santos, pues solo ellos pueden renovar a la humanidad.