¿Es pecado utilizar aretes o piersings?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Es pecado utilizar aretes o piersings?

Pregunta:

¿Es pecado utilizar aretes o piersings? ¿Tanto para hombres o mujeres?
Gracias.

Respuesta:

Estimado:

No necesariamente, pues el usar aros en las orejas, como hacen las mujeres no es pecado alguno. Pero todo esto tiene sus límites: nuestra salud (incluso mental). Puedes leer el siguiente artículo médico (no católico) que muestra que detrás de esto puede haber un cierto desequilibrio psicológico.

--------------------------------------------------------------------------------

Tatuajes y body piercing: el lenguaje del cuerpo
http://www.buenasalud.com/lib/ShowDoc.cfm?LibDocID=2131&ReturnCatID=23

Para algunos, son signos de distinción, de marginalidad o de pertenencia a un grupo. Para otros, un recurso de embellecimiento. Más allá de las distintas interpretaciones, la moda de decorarse el cuerpo con aros y tatuajes puede traer complicaciones tanto físicas como sociales . Pero si usted es de los que desean pasar por la experiencia, lo mejor es que conozca los riesgos y consecuencias de la práctica del body piercing, y los precauciones que conviene tomar.

La tendencia ganó cientos de adeptos entre los adolescentes y jóvenes latinos durante los últimos cinco años, pero perforarse el cuerpo o inyectarse una tintura en la piel implica una autoagresión al organismo, que puede traer desde simples reacciones pasajeras hasta serias complicaciones o consecuencias definitivas.

El tatuaje es la aplicación de una sustancia intradérmica de pigmento, de origen vegetal o mineral. Si está hecho por profesionales idóneos no existen grandes riesgos. Hay cientos de miles de personas tatuadas y las complicaciones son de prevalencia baja. El tatuaje de aficionado se da frecuentemente en las prisiones, y se puede hacer con cualquier elemento punzante y tinta. Es más rústico, y presenta más riesgos para la salud.

Los especialistas diferencian el pequeño tatuaje decorativo de los que cubren gran parte del cuerpo, a los que se considera como un signo de trastorno de la personalidad . Las personas que se aplican aros y tatuajes en cantidad, están lejos de darle el sentido que tiene la costumbre en ciertas comunidades indígenas. Por lo general, estos excesos y autoagresiones al cuerpo provienen de trastornos psicológicos .

Una huella indeleble

La experiencia demuestra que con la misma desesperación que un adolescente quiere realizarse un tatuaje en el cuerpo más tarde o más temprano se lo quiere quitar. Ya sea porque la persona madura se da cuenta de que no se siente cómoda con la marca o porque le trae problemas en su inserción laboral y social. Pero dar marcha atrás no es tan fácil.

Mucha gente llega al hospital para quitarse el tatuaje porque no consigue trabajo por este motivo. Para sacar un tatuaje, se utilizan varios métodos, todo depende del sitio donde está y de la superficie corporal comprometida. Si es pequeño y lineal, como un nombre, se hace una simple resección de la piel y una sutura, entonces el tatuaje es reemplazado por una pequeña cicatriz lineal. Pero cuando son muy grandes, abarcan pecho, espalda, brazos o piernas, hay que hacer una resección con navaja y luego poner un injerto con la piel del paciente, obtenida de otra parte de su cuerpo. En realidad, se trata de un parche que implica los riesgos de toda intervención quirúrgica.

La aplicación de láser es otra alternativa para disimular tatuajes. Produce una quemadura de la tinta, pero que deja el recorrido del dibujo. El método es costoso y no garantiza una solución ciento por ciento efectiva. Con esto no se puede jugar. El láser es también una agresión al cuerpo y no todas las tinturas pueden quemarse con esta técnica.

Adornos peligrosos

Nariz, oreja, ceja, pezones, zonas genitales, boca, brazos, ombligo, cualquier parte del cuerpo puede perforarse y ser atravesada con una argolla de distintos tamaños y materiales. En una edición de Emergency Medicine, el doctor Charles Stewart, de Colorado Springs y del Dakota Heartland Hospital, resumió las complicaciones que se han observado como resultado de diversos tipos de perforaciones.

Alergias Las más comunes son provocadas por la colocación de bijouterie hecha con metales que provocan dermatitis de contacto en algunas personas. Típicamente, la alergia se presenta como una lesión con costra y comezón.

Infecciones Cuando no se emplean técnicas estériles, se pueden introducir bacterias y virus en la corriente sanguínea, incluyendo el virus de la hepatitis B , que puede causar hepatitis crónica y cáncer hepático, el HIV, el virus que causa el SIDA. En personas nacidas con defectos de las válvulas cardíacas puede generarse una infección cardíaca potencialmente fatal denominada endocarditis bacterial. Las zonas de mucosa (boca, nariz, lengua y genitales) son más sensibles a contraer infecciones permanentes.

Traumatismos Hay partes del cuerpo como la lengua, el ombligo, las tetillas, los labios, los genitales, que están más expuestas al arrancamiento ya sea por el roce o porque el adorno puede quedar enganchado con facilidad en la ropa. La perforación de la lengua puede dar por resultado una pérdida permanente de sensación, dificultad para hablar, pérdida de la capacidad de captar el sabor y problemas de respiración, si la hinchazón es severa.

Cicatrices hipertróficas .También llamadas queloides. En algunas personas son muy antiestéticas y requieren intervención quirúrgica.

Recomendaciones de los especialistas para prevenir complicaciones

Tener aplicada la vacuna antitetánica.
No estar cursando ningún tipo de enfermedad o infección al momento de tatuarse o efectuarse el body piercing. El hecho de padecerla, ya sea un resfrío o un dolor de muela, implica que la persona tiene el sistema inmunológico debilitado. Cualquier elemento extraño que se incorpore al organismo magnifica esa inmuno depresión.
Realizar el procedimiento sobre piel sana. Sin quemaduras, reacciones alérgicas, ni enfermedades dermatológicas crónicas.
No tener antecedentes alérgicos importantes.
En el caso del tatuaje comprobar que se usen tinturas vegetales.
Si se trata de colocar un aro, preferentemente que sea de oro, plata, o bien de acero quirúrgico. Interiorizarse sobre la idoneidad del profesional y las condiciones de asepsia del gabinete.
Verificar si utiliza guantes, material descartable y si tiene estufa de esterilización. Eventualmente usted puede llevar las agujas.
Pida una factura por el pago del servicio.
Hacer una buena higiene previa de la zona a tratar. Lavar con agua y jabón y algún antiséptico. Después, del tatuaje o perforación realizar las curas hasta que el proceso inflamatorio normal de la piel ceda. Aplicar una crema o líquido antiséptico al menos durante las primeras 48 horas. No exponer al sol los primeros días.
Controlar la zona y recurrir enseguida al médico ante síntomas tales como: fiebre, enrojecimiento y/o inflamación de los vasos linfáticos circundantes, dolor o molestias.
En el caso del body piercing evite las partes del cuerpo más sensibles, ya mencionadas. Si va a tatuarse pecho, hombros u omóplatos, recuerde que estas zonas del cuerpo habitualmente cicatrizan mal (con queloides), en caso de querer quitarse el tatuaje. La cara y el dorso de las manos son dos partes del cuerpo que no deberían ni tatuarse ni perforarse, enfatizan los especialistas. Tanto por sus consecuencias físicas como sociales, mucha gente se arrepiente al poco tiempo de haberlas dañado.