Espiritualistas Trinitarios Marianos

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Conoce a los Espiritualistas Trinitarios Marianos

HISTORIA
El 16 de agosto de 1812 nació en la ciudad de México Roque Jacinto Rojas Esparza. Su madre, Dolores Esparza, era indígena otomí, descendiente de un sacerdote otomí del Templo Solar; su padre, Manuel Rojas, era católico de ascendencia española con un antepasado rabino de una sinagoga judía.
Era juez civil, cuando a los 49 años empezó a tener experiencias religiosas fuera de lo común, oyendo una voz que lo invitaba a prepararse a «desempeñar la misión de Elías, anunciando a la humanidad la formación del Nuevo Pueblo de Israel». Se desprendió de su esposa, sus hijos y de todo lo material para dedicarse a la formación de la Iglesia Mexicana Patriarcal de Elías.
La noche del 23 de junio de 1861 oyó una fuerte voz que le dijo: «Tú eres la representación del Elías prometido para estos tiempos». Desde entonces Roque Rojas se proclamó «el Mesías de salvación, el enviado del Dios Altísimo, porque bajo la tercera era, no hay otro nombre en que se pueda ser salvo, más que Roque Rojas, roca fuerte de Israel, hijo primogénito del Altísimo y heredero de su gloria eterna»: un megalómano más, un falso mesías, como tantos otros a lo largo de la historia (Mt 24,5).
Roque Rojas murió el 18 de mayo de 1879, dejando una nueva agrupación religiosa, dividida en siete sellos (iglesias). Entre estos, el Sexto Sello, bajo la guía de Damiana Oviedo, logró un desarrollo muy especial, opacando los demás sellos. Pues bien, en 1924, dos años más tarde de su muerte, el Sexto Sello se transformó en el Espiritualismo Trinitario Mariano, tomando gran parte de la herencia de Roque Rojas. Con relación al espiritismo, mientras Roque Rojas lo condenó como una «superstición diabólica», Damiana lo aceptó plenamente.

DOCTRINA
- Dos trinidades
Primera trinidad: Jehová, Jesucristo y el Espíritu Santo.
Segunda trinidad, la Santísima Trinidad Mesiánica: Moisés de Leví para la primera era, Jesús de Nazaret para la segunda era y Roque Rojas para la tercera era.

- La Biblia
La Biblia sin el Último Testamento de Roque Rojas no está completa.

- El verdadero salvador
Es Roque Rojas, enviado por Dios a salvar a la humanidad presente en la tercera era, que es la nuestra.

- La verdadera iglesia
Es la que fundó Roque Rojas. La Iglesia Católica es una degeneración del cristianismo.

- Los dogmas
Los dogmas de la iglesia fundada por Roque Rojas son infalibles.

- Los 22 preceptos
«Los preceptos de Moisés, Jesús y Elías» representan la piedra angular de las iglesias espiritualistas. Se trata de normas para llevar una vida honesta. Muchos recalcan los 10 Mandamientos, añadiendo alguna explicación.

- María
Es considerada poco inferior a Dios. Es la ternura de Dios.

- Reencarnación
Una vez que alguien muere, su alma se reencarna en otro cuerpo (siete veces). Los que no alcanzan la perfección, viven en tinieblas hasta no purificarse y llegar a la diestra del Padre.

ORGANIZACIÓN

A) Templos
Normalmente los templos son muy pequeños, pegados a las casas de sus dueños.
A continuación presentamos algunos elementos importantes de los mismos:

- Altar (escala de perfección)
Se encuentra en el medio del templo, está hecho en forma piramidal y consta de siete peldaños, que representan las siete iglesias de Roque Rojas o ritos del desarrollo espiritual, que son: desarrollar la capacidad de ser médium, dar luz a los espíritus, curación espiritual, consejo espiritual, y del 5 al 7 trabajos de cátedra.

- Cirios
Son tres y están delante del altar. Representan la Trinidad Mesiánica.

- Agua curativa
La gente lleva a cada culto botes de agua con aceite comestible y flores y los pone alrededor o encima de la escalera del altar.

- Ojo avisor de la divinidad
Está encima del altar o a su lado. Quiere significar que nadie puede ocultarse a la presencia de Dios.

- Tronos
Se encuentran al lado derecho del altar y son ocupados por los médiums.

- Asientos centrales
Son tres y son ocupados por el Gran Jehová, Moisés y Elías (los dos juntos en el segundo asiento) y María.

- Independencia
Entre los espiritualistas, no existe una verdadera autoridad que una y coordine todos los templos. Cada templo es independiente. Cuando alguien funda otro templo, ejerce una cierta vigilancia sobre él.

- Propiedad privada
Cualquiera puede fundar un templo, del que queda como propietario y guía.

- Limosnas
Para sostenerse, son suficientes las limosnas que da la gente que acude a los templos espiritualistas por alguna limpia o curación.

- Obra espiritual
Toda actividad que se realiza en un templo espiritualista se llama obra espiritual.

- Vestido blanco
Todos los que intervienen en esta obra, visten de blanco.

B) JERARQUÍA

1.- Componentes
Son los que están marcados, porque cuentan con dones o tienen alguna misión. Son:

- Guía
Puede ser hombre o mujer. Tiene la máxima autoridad en el templo. Es elegido por un llamamiento de Dios, hecho por sueño, visión o médium en éxtasis. Es un cargo vitalicio.
Su papel consiste en cuidar la doctrina correcta, dirigir los ritos, aconsejar a la gente y preocuparse por el mantenimiento del templo.

- Nave
Es el suplente del guía. Cuando el guía es mujer, normalmente el marido toma este cargo.

- Pedro
Es elegido entre todos los miembros de la congregación. Es el intermediario entre el guía y los demás. Faltando el guía y la nave, dirige el culto. Cuando hay alguna ceremonia, enciende los cirios frente al altar.

2.- Labriegos
Son los que realizan las principales actividades en el templo o se preparan para ello.

- Médiums
Son los intermediarios entre los espíritus y la comunidad. Entre ellos, se distinguen los pedestales o portavoces, que tienen los dones de «palabra, intuición y revelación». Pueden perfeccionarse hasta llegar a ser ruiseñores. Las plumas de oro apuntan los mensajes recibidos por los espíritus.
Las facultades son médiums más entrenados, que pueden recibir espíritus de distintas personas. Entre ellas, hay clarividentes, que pueden ver la profundidad de una persona sin entrar en trance, y videntes, que pueden predecir terremotos, guerras u otro tipo de acontecimientos.

- Guardianes, columnas o pilares
Cuidan el templo, lo limpian, adornan y ponen en orden. Organizan el acceso para llegar a las cátedras o para alguna curación o limpia.

- Pueblo de Israel
Son los verdaderos miembros de la congregación. Mediante una marca con aceite consagrado, entran a formar parte de una de las tribus del Pueblo de Israel y reciben algún don. Mediante el entrenamiento (desarrollo) irán despertando este don, hasta volverse en médium.

3.- Pueblo en general
Se trata de gente que no tiene ningún compromiso con la congregación, aunque haya sido bautizada en ella. Acude al templo, cuando tiene alguna necesidad.

C) ESPÍRITUS
También entre los espíritus existe una jerarquía:

- Santísima Trinidad y María
Realmente no se entiende el papel que juega María en la mentalidad de los espiritualistas. Se parece mucho a la manera de pensar de los católicos más alejados e ignorantes.

- Espíritus de la Luz o protectores
Intervienen en las limpias mediante los médiums. Según ellos, se trata de espíritus de los aztecas, otomíes o totonacas. Puede tratarse también de extraterrestres, mucho más avanzados que nosotros en el camino de la evolución. Hay un espíritu de luz muy especial, la hermana Blanca o santa Muerte.

- Espíritus de Media Luz o chocarreros
Están subdesarrollados en el camino de la evolución, por eso causan trastornos cuando se apoderan de los médiums (facultades) durante una limpia. Al darse cuenta los columnas, intervienen invitando a los espíritus de Media Luz a retirarse, para dejar el lugar a los espíritus protectores, propios de los médiums.

- Demonios
Son la bestia del Apocalipsis, espíritus de oscuridad y tentación. A veces realizan posesiones colectivas, incluyendo a los mismos médiums, causando convulsiones, cambio de voz, enfermedades y sufrimiento.

ACTIVIDADES

Curaciones o limpias
Según la mentalidad de los antiguos indígenas, aceptada totalmente por los espiritualistas, todo malestar tiene un origen sobrenatural. Por lo tanto, todo proceso de sanación tiene que ver con el mundo espiritual. En este sentido, el médium toma el lugar del brujo o curandero tradicional. Esto explica el éxito del espiritualismo en las clases populares, muy ligadas a las antiguas creencias y prácticas indígenas.
Se realizan las curaciones los martes y viernes. El guía dirige las oraciones frente al altar, mientras la gente escucha en silencio, llevando cada quien sus flores, hierbas, huevos, veladoras, jitomates, lociones, etc. Las columnas reciben a los pacientes y los preparan para la limpia.
Mediante la imposición de las manos, las facultades proceden a desalojar los influjos maléficos. Si se dan cuenta de que el malestar es consecuencia de una brujería, una maldición o un mal de ojo, hacen una limpia. Según el caso, la limpia puede durar distintas sesiones. Los curanderos (columnas con el don y el entrenamiento correspondiente) ayudan en la limpia, proporcionando el bálsamo a las facultades, chupando la nuca del paciente, haciendo masajes, etc. A veces recetan tratamientos que pueden hacen en casa, utilizando diferentes lociones, hierbas, flores, jitomates, alcohol, sales minerales, etc., bañándose con jabones especiales y haciendo determinadas oraciones.
Una mención especial merecen las operaciones espirituales o invisibles. Intervienen los doctores espirituales (espíritus de difuntos) mediante las facultades (médiums en trance o clarividentes), que realizan las operaciones utilizando instrumentos invisibles. A veces, ni están presentes las facultades. Los encargados del templo ponen cerca del enfermo todo lo necesario para la operación: cuchillos, tijeras, pinzas, alcohol, etc. Durante la noche se realiza la operación invisible. Para que la gente crea más fácilmente, a veces, al despertar el enfermo, encuentra algún instrumento manchado de sangre, algún pedacito de carne en un traste, etc. Es donde el engaño se hace más evidente.
Muchas veces los espiritualistas se aprovechan de la enfermedad para hacer proselitismo. Aseguran a los pacientes que, si quieren sanar, tienen que ser asiduos en su templo, cortando con la Iglesia Católica y entrenándose para desarrollar el don que Dios ya les concedió.
Por lo que se refiere al aspecto económico, normalmente en los templos espiritualistas no se cobra por los servicios que se prestan. De todos modos, la gente es invitada a depositar sus donativos en las alcancías. La prueba de que les va bien, está en el hecho de que los dueños de los templos fácilmente progresan en el campo económico.

Cátedras
Son las personas divinas (Moisés, Jesucristo, Elías y María), que vienen a enseñar al Pueblo de Israel. Duran de dos a cuatro horas y tienen lugar los domingos (Misa Dominical). En algún día especial, viene el mismo Gran Jehová con María.
Hay oraciones, cantos, intervenciones de médiums que entran en trance y predican, comunión espiritual, marca para los feligreses de nuevo ingreso, bautismos, etc. Hay cátedras especiales para niños, jóvenes y quinceañeras. Se aprovecha también para la confesión, que se hace directamente con Jesús. Es un desahogo psicológico, que puede llegar hasta el llanto y el paroxismo. Interviene el guía, que rocía a cada uno con una rama de flores.

Consejo
Es un culto especial que dura unas dos horas, dedicado a la gente más comprometida, que son los labriegos, para que puedan elevarse, realizando un encuentro con los seres de luz. En un clima de grande silencio y devoción, todos esperan que los espíritus intervengan mediante las facultades.
Cuando ya se percibe su presencia, entran los demás feligreses y las facultades empiezan a dar consejos a los labriegos para que se comprometan cada día más en la obra, asegurando bienestar, si cumplen, y castigo, si no cumplen. Una oración del guía da por terminado el Consejo.

CONCLUSIÓN
¿Dónde está el secreto del éxito de los espiritualistas? He aquí algunas pistas al respecto:

• Enorme parecido con la antigua religiosidad de los indígenas y la religiosidad popular de la Iglesia Católica.
• Uso de signos, fácilmente entendibles de parte del pueblo: agua, flores, imposición de manos, etc.
• Adecuado manejo y explotación de la mentalidad mágica del pueblo, que en todo estado de conciencia alterado ve una intervención sobrenatural.
• Atención personal prestada a quienquiera que acuda a sus templos por cualquier problema de orden físico, psicológico o espiritual. Puesto que no se trata de gente culta, sino extremadamente sencilla, no les resulta difícil entender a los que acuden a sus templos y satisfacer sus demandas, sin ningún compromiso de orden moral.
• El papel preponderante que en los templos espiritualistas desempeña la mujer.