Felices hombres del Señor

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Felices hombres del Señor

Felices hombres del Señor
del mundo sean primavera.
El hielo funde con amor,
pues Dios es sol en nuestra tierra.

Al mundo en oscuridad
vuelves Jesús a revelar
lo que nos dice tu misterio.
Danos tu espíritu a vivir
puedes tu vida dar así,
el gozo eterno de tu reino.

En nuestra pobre sequedad
no ha sido fácil encontrar
el cielo abierto hacia tu reino.
Danos tu espíritu a vivir
pues nos dijiste al partir
“Yo viviré siempre en ustedes”.

Tú el artesano de la paz
¿Cómo poderla recrear
en nuestro mundo que es de guerra?
Danos tu espíritu a vivir
que sopla y vuelve a existir,
viento de amor que regenera.

El corazón está cerrado
por egoísmos y temores
Tú eres Señor quien puede abrirlo.
Danos tu espíritu a vivir
porque eres Tú quien nos regala
el Dios ternura como herencia.