Hay gente que compra la condenación muy barata