Hay que rezar por los sacerdotes