He ahí ese corazón

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
1.- He ahí ese Corazón que tanto ha amado a los hombres,
que en la cruz se quiso entregar por amor a Ti.
Él ahora te da el Espíritu de la verdad,
te sigue amando y tu corazón quiere cambiar.
 
Arrancaré tu corazón de piedra,
un corazón de carne te voy a dar.     bis
Míralo, es el Corazón herido por mi pecado.
Ámalo, es el Corazón que tanto ama y Él no es amado.
Y tiene sed de tu amor.
 
2.-Caminando por la vida desorientado,
sin saber que desde un leño Él ya me amaba.
Con los brazos en cruz y abierto en su Costado,
que mana sangre y agua y me purifica de mi pecado.