Himno del misionero

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Himno del misionero

Señor, toma mi vida nueva,
antes de que la espera
desgaste años en mi.
Estoy dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea,
Tú llámame a servir.

Llévame donde los hombres
necesiten Tu palabra,
necesiten mis ganas de vivir;
donde falte la esperanza,
donde falte la alegría,
simplemente, por no saber de Ti.

Te doy mi corazón sincero,
para gritar sin miedo
tu grandeza, Señor.
Tendré mis manos sin cansancio
tu historia entre mis labios
y fuerza en la oración.

Y así, en marcha iré cantando,
por calles predicando
lo bello que es tu amor
Señor, tengo alma misionera
condúceme a la tierra
que tenga sed de Dios.