Horóscopos

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Horóscopos

Un grave problema entre los cristianos es la creencia en los horóscopos. Hay gente que no sale de su casa sin haber consultado el horóscopo. En muchos de nuestros periódicos al inicio del año encontramos toda clase de predicciones sobre nuestro futuro. La Biblia claramente condena toda práctica de adivinación como contraria a la fe en Dios. Dios es un ser libre que no se deja condicionar ni sobornar. Dios nos ha invitado a creer en su amor y en la gracia. Ciertamente Dios lo sabe todo, pero ha preferido que el hombre camine en la oscuridad de la fe confiando en él. Pensar que los astros pueden gobernar la vida del hombre es negar el amor libre y providente de Dios. Ordinariamente todos estos medios son instrumentos del demonio para alejarnos de la verdadera fe en Cristo. El cristiano no le pregunta a las estrellas qué deberá hacer tal o cual día, sino que busca en la Palabra de Dios su voluntad y pone todo su esfuerzo para que ésta se realice en su vida. Leamos más la Escritura y no permitamos que las prácticas no cristianas entren dentro de nuestra vida diaria.