Ilumina, Señor, nuestros corazones...

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Ilumina, Señor, nuestros corazones...

Ilumina, Señor, nuestros corazones y fortalece nuestras voluntades, para que sigamos siempre el camino de tus mandatos, reconociéndote como nuestro guía y maestro.  Por nuestro señor Jesucristo tu Hijo, quién contigo vive y reina en unidad con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

 

Amén.