Iniciación a la Moral

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Iniciación a la Moral
Prof. Tashia de Vallenilla
Esquema:

    I, Iniciación a la Moral
    II, Prologo de la Ética Cristiana


I. Iniciación a la Moral

La vida moral se presenta como la respuesta debida a las iniciativas gratuitas que el amor de Dios multiplica a favor del hombre. Es una respuesta de amor.
Aquello que es el hombre y lo que debe de hacer se manifiesta en el momento en el cual Dios se revela a sí mismo. Dt 6,4/7
Dios se hace conocer y reconocer como aquel que solo es BUENO. Mt 19, 17b
Como aquel que a pesar del pecado del hombre, continúa siendo MODELO del obrar MORAL. Lv 19, 2
Como aquel que fiel a su amor por el hombre, le da su ley. Ex 19,9/24 Ex 20, 18/21
Para restablecer la armonía originaria con el Creador y todo lo creado, y aún más, para introducirlo en su amor. Lv 26, 12
Para obtener la respuesta sobre lo que es bueno o malo debe el hombre dirigirse nuevamente hoy a Cristo.
Es Él quien desvela a los fieles el libro de las Escrituras, y revelando plenamente la voluntad del Padre, enseña la Verdad sobre el obrar moral.
Cristo revela la condición del hombre y su vocación integral.
Por esto, el hombre que quiere comprenderse hasta el fondo a sí mismo - y no solo según pautas y medidas de su propio ser, que son inmediatas, parciales, a veces superficiales e incluso aparentes - debe, con su inquietud, incertidumbre e incluso con su debilidad y pecaminosidad, con su vida y con su muerte, acercarse a Cristo.
Para caminar por el sendero de la Ética Cristiana es menester entrar en Cristo con todo nuestro ser, para apropiarnos y asimilar toda la realidad de la Encamación y de la Redención para encontramos a nosotros mismos en Cristo.
La Ética Cristiana nos posibilita a penetrar el núcleo de la moral evangélica y comprender su contenido profundo e inmutable, para dejamos llevar de la mano paso a paso por el Divino Maestro hacia la verdad plena.
Sólo Dios puede responder a las preguntas sobre el bien, porque Él es el Bien Supremo.
La verdad atrae y vincula al hombre con su principio y su fin último ¡Dios!
La meta de la Ética Cristiana es la felicidad y ella es poseer a Dios.

II. Prologo de Ética Cristiana

¿ Cuál es la fuerza que mueve al mundo y por ende te mueve a ti?
Esta es la pregunta de pleno significado para la vida, es la aspiración central de toda decisión y de toda acción humana. La búsqueda secreta y el impulso íntimo que mueve la libertad.
¿Qué busca el ser humano en su devenir cotidiano?

La felicidad = El bien

La felicidad es el eco de la llamada de Dios, origen y fin de la vida del hombre; es un llamamiento al bien absoluto que nos atrae y nos llama a sí.
¿Cuál sería la primera interrogante que se plantearía un estudiante de Ética Cristiana? (La pregunta Moral)
Una pregunta esencial e ineludible para la vida del hombre que intuye la conexión entre el bien moral y el pleno cumplimiento del propio destino.
Principio y Fin = Alfa y Omega
ETAPAS DE LA MADUREZ MORAL
PRIMERA ETAPA
SEGUNDA ETAPA
TERCERA ETAPA
ESTO ES LA MORAL Y ESTO ES LA LIBERTAD