Intercesión y tiempo

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Intercesión y tiempo

María en las bodas de Caná hace que "el tiempo se adelante". Desde el inicio del episodio, cuando María solicita una acción de Jesús, Jesús le responde: "Aun no ha llegado mi tiempo". Es decir, no había llegado el momento de manifestarse a los demás como el Mesías. Por ello María no está obteniendo de Jesús nada que él en su tiempo no fuera a hacer. Sin embargo, la intercesión de María hace que este tiempo llegue, precisamente en el momento que ella se lo pide. Por ello al final del relato, dice: "Esta fue la primera señal de Jesús y sus discípulos creyeron en él". Lo mismo acontece en nuestra oración personal o de intercesión. Consigue "adelantar el tiempo de la manifestación de Dios" en nuestra vida mediante las gracias que hemos pedido. Esto quiere decir que primero debemos solicitar a Dios la gracia, y luego pedirle a María Santísima su PODEROSA intercesión, ya que si lo hizo en Caná, por aquella pareja, también lo puede hacer por nosotros. Si cuando oraste, Dios decidió en su infinito misterio concederte lo que le pides, la intercesión de María puede hacer que esta gracia llegue a tu vida antes de lo que esperas… o incluso de lo que Dios había pensado (y esto es un verdadero misterio). Quienes no acuden a la poderosa intercesión de nuestra Madre Santísima, no es que estén perdiendo gracias, sino que están demorando el disfrutar de ellas. Dios nos dejó este regalo, no lo desaprovechemos. Ella nos ama e intercederá para que la gracia o gracias de Dios lleguen a nuestra vida con prontitud.