El Islam

Postedin
ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

El Islam
Las
religiones primitivas se originan en la búsqueda del
hombre por Dios, pero el Islam, como el judaísmo,
declaran que han sido originadas de lo alto. El Islam
dice que es una revelación de Dios al hombre.
Nosotros sabemos que la revelación
histórica de Dios fue hecha a los israelitas, el pueblo
elegido por Dios. Fue una revelación progresiva entre
ellos hasta que vino Cristo a completar la revelación de
Dios al hombre: redimiendo al hombre como Dios lo había
prometido.
Pero siglos después de
Cristo, en el año 622 una nueva religión apareció en
el oriente medio proclamado tener origen en una nueva y
final revelación. Esta es el Islam, fundada por Mahoma a
quien sus seguidores, los musulmanes, consideran el
último de los profetas. La palabra Islam significa
"absoluta sumisión a la Voluntad de Dios".
Muchos, fuera del Islam,
llaman a los miembros de esta: mahometanos. Pero los
musulmanes no usan este término. Ellos quieren dar a
entender que no rinden culto a Mahoma. En efectos sus
grandes verdades expresan "No hay otro Dios, sino
Allah".
Solo en una cueva en la
montaña cerca de la ciudad de la Meca en el occidente de
Arabia, Mahoma meditaba sobre los profundos problemas del
bien y del mal y sobre la deidad llamada Allah a quien la
gente de la Meca adoraba como creador no sólo como al
Dios único. Finalmente se convenció de que Allah era el
único Dios verdadero y que no hay otro.
Mahoma fue sometido a
terribles experiencias, "visiones", que lo
dejaron temeroso y dudoso acerca de su salud. Su esposa
Khadija lo persuadió de que aquello eran visiones
proféticas y de que en realidad el era un profeta, por
el resto de su vida, Mahoma trabajó para cambiar a su
pueblo de ser tribus desorganizadas siempre peleando unos
contra otros, a ser una nación unificada dedicada a
Allah. El vino a ser a la vez líder político y
religioso de los árabes.
La palabra Islam, según
se anotó arriba, significa "absoluta sumisión a la
voluntad de Dios", pero también se refiere a la
"paz" en su derivación. El musulmán fiel vive
para hacer la Voluntad de Dios y convivir en paz con
todos los hombres.
 Los musulmanes se
han enfrascado en numerosas batallas tratando de
conquistar el mundo y borrar la civilización cristiana.
Pero este espíritu de guerra no brotó de las
enseñanzas de Mahoma. En muchas ocasiones surgió de la
ambición de los líderes musulmanes.
 Las Creencias del
Islam
 La vida del
musulmán y su culto están totalmente determinados por
el CORAN, el "libro revelado". El Islam
sostiene que el ángel Gabriel dictó a Mahoma todo lo
contenido en sus 114 capítulos.
 Es creencia del
Islam que Mahoma es el autor del Corán. Pero los
estudiosos de fuera, aseguran que el material del Corán
ha sido tomado de fuentes judías y cristianas y que
Mahoma tuvo contacto con miembros tanto del judaísmo
como del cristianismo. En verdad, en sus primeras
predicaciones, estaba ansioso de modelar el Islam según
el patrón de la Biblia y de hacerlo atractivo a los
cristianos y a los judíos. Su conocimiento de la
enseñanza cristiana parece que lo obtuvo lleno de
confusiones: es una mezcla de hechos y leyendas
populares.
 En el periodo
tardío de su predicación, fracasado en su intento de
atraer conversos del cristianismo, se volvió contra
ellos y trató de cortar todo lo que lo ligaba con el.
Por ejemplo, mientras los judíos oraban volviéndose
hacia Jerusalén, Mahoma hizo de la Meca su ciudad santa
y los musulmanes deben hacer oración mirando hacia la
Meca.
 El Islam profesa la
fe en Dios, quien es uno, todopoderoso, eterno, supremo y
quien debe ser obedecido. Los musulmanes aseguran que son
descendientes de Abraham a través de Ismael, hijo de la
esclava.
Ellos creen que Dios
habló por medio de Abraham, de Moisés y de los
profetas. (Ellos consideran a Jesús de Nazaret como un
gran profeta, pero no Dios). Para los musulmanes, Mahoma
es el último profeta y el más grande de todos.
El Islam profesa la fe en
los "Libros de Dios", el Corán y las
Escrituras escritas antes de el. Creen en el "Día
del Juicio" cuando el hombre será premiado en el
cielo o castigado en el infierno dependiendo de su
observancia de los mandamientos de Dios.
Hay cinco prácticas
específicas que los musulmanes deben realizar:
"Los cinco
Pilares":
1. Recitar el Credo.
Caracterizado por un especial énfasis en la unicidad de
Dios: "No hay otro Dios, sino Allah y Mahoma su
profeta". En el Corán está repetido en varios
versos que Allah es el único Dios verdadero adorado
también por los judíos y por los cristianos. Los
musulmanes creen que Dios es trascendente e inmanente,
esto significa que El es el Ser Supremo por encima de
todas las creaturas y que El está aquí con nosotros
siempre. Ellos creen que Dios es todo poderoso, eterno,
omnisciente, perfecto, justo, misericordioso, amable.
2. Orar 5 veces al día:
al amanecer, a medio día, a mitad de la tarde
inmediatamente después de caer la tarde y una hora y
media después de que anochece. En estas ocasiones los
musulmanes fervorosos rezan en dirección a la Meca.
3. Pagar una cantidad de
dinero para obras de caridad. Esto le llaman: Zakat.
4. Ayunar durante un mes
(durante el Ramadan, el mes noveno en el calendario
musulmán)
5. Una vez en la vida
hacer una peregrinación a la Meca.
 Estos cinco pilares
son obligatorios, pero hay otras prácticas y creencias
entre las diversas sectas del Islam.
En relación con la moral,
aunque Mahoma tuvo en cuenta los problemas del mal en el
mundo de su tiempo, su regla moral no tiene muchas
exigencias. Por ejemplo, el permite a un hombre tener
varias esposas, (el mismo tuvo 9), y permite divorciarse
de ellas. Otras prescripciones prohiben el vino y comer
cerdo.
 El Corán dice
explícitamente que en el Islam no hay vida monacal. A
pesar de ello, un siglo después de la muerte de Mahoma
cobró vida una especie de vida monástica llamada
"Sufism". Hay quienes piensan que es una
influencia del cristianismo y del budismo. Ellos
desarrollan su propia línea de teología y de mística
dentro del Islam, la cual estuvo fuertemente opuesta a la
institución legal. En el siglo XI existió un famoso
filósofo llamado Al-Ghazzali, que armonizó las diversas
corrientes en el Islam.
Sin embargo, hoy existen
diferentes corrientes en el Islam. Tienden a cambiar, hay
intentos de reformar la doctrina del Islam y sus
prácticas a la luz de los requerimientos del mundo
moderno. No existe una voz autorizada en nuestros días
que guíe a todos los musulmanes.
El musulmán moderno se
encuentra solo, podríamos decir, en sus esfuerzos para
seguir adelante en su fe.