Jesús resucitó a varias personas, pero después también murieron