Juan Pablo II: la beatificación on line

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Ninguna otra beatificación había suscitado tanto interés. Posiblemente porque ningún otro candidato gozaba de tanta fama y quizá también porque no se contaba con la facilidad para difundir un evento de esta magnitud usando otros canales de comunicación distintos a la tevé o a la radio tradicionales.

Internet y sus redes sociales, Facebook, Twitter y YouTube, especialmente, se han convertido en vehículos propagadores de lo que se puede llamar uno de los «eventos católicos» de 2011: la beatificación de Juan Pablo II.

Beatificación histórica no sólo por la persona reconocida como venerable; la solemne ceremonia será grabada por primera vez en la historia de la Santa Sede en 3D gracias a SONY y al Centro Televisivo Vaticano. Ciertamente no es todo.

La agencia televisiva RomeReports ofrecerá una cobertura del evento en sus acostumbrados clips mientras que la agencia H2ONews brindará cobertura en vivo que se podrá seguir en su portal institucional en varios idiomas (http://www.h2onews.org. De hecho también brinda la posibilidad de que cualquier portal, blog o canal de televisión en internet solicite un código de inserción para retransmitir en vivo el evento). Por último, Pope2You.net ofrecerá una cobertura en vivo tanto de la vigilia del sábado 30 de abril como de la beatificación del 1 de mayo en la página dispuesta para este fin (véase este enlace).

En internet PopularTV (http://www.populartv.net/. A partir de las horas señaladas ir a la pestaña superior «emisión en directo») transmitirá la vigilia el sábado a partir de las 19:30; el domingo a partir de las 8:30 de la mañana la ceremonia de beatificación.

En las redes sociales hay un perfil de Twitter que está reportando todo lo que sucede alrededor de la beatificación (http://twitter.com/bJPII o @bJPII) y también son útiles los hashtags en español y en inglés #BeatificacionJPII y #BeatificationJPII).

A nivel prensa, merecen una mención especial la cobertura que están brindando los periódicos Excelsior (México) y La Razón (España). El primero ha dedicado un espacio oficial en su portal digital (se puede ver en este enlace) con información actualizada y con excelente presentación. La Razón (enlace) se enfocó más al análisis propio en torno a temas e informaciones sobre la beatificación y la persona de Juan Pablo II. Otro medio que está dando una buena cobertura es  Intereconomía (España).

Por último, Radio Vaticana ha dado a conocer la frecuencia por la que será posible seguir la transmisión de radio en castellano (véase este vínculo). El himno para la beatificación se puede escuchar pinchando aquí.

Todas estas iniciativas que convierten a esta beatificación en un ejemplo de comunicación multimedia han estado precedidas de los perfiles oficiales en Facebook (http://www.facebook.com/vatican.johnpaul2; yendo a la pestaña de «event» o «share» podrá seguirse también ahí la transmisión de la beatificación) y en YouTube (http://www.youtube.com/giovannipaoloII).

De acuerdo al Vatican Informations Service del 5 de abril de 2011 el programa será el siguiente:

1.- Vigilia del 30 de abril (Circo Massimo, de 20 a 22.30 horas).

La celebración se dividirá en dos partes. La primera dedicada al recuerdo de las palabras y los gestos del Papa Juan Pablo II. Seguirá una solemne procesión en la que se entronizará la imagen de María, Salus Populi Romani, acompañada por representantes de todas las parroquias y capellanías diocesanas. A continuación intervendrán algunos estrechos colaboradores del nuevo beato, como el cardenal Stanislaw Dziwisz, que fue su secretario, y Joaquín Navarro-Valls, ex director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Hablará también Sor Marie Simon-Pierre, cuya milagrosa curación abrió el camino para la beatificación. Al final de esta primera parte se cantará el himno “Totus tuus”, compuesto para el 50 aniversario de la ordenación sacerdotal de Juan Pablo II. La segunda parte se centrará en la celebración de los Misterios Luminosos del Santo Rosario, introducidos por Juan Pablo II. Después del canto “Abrid las puertas a Cristo”, del nuevo beato, intervendrá el cardenal Vicario Agostino Vallini, que sintetizará la personalidad espiritual y pastoral del Papa. Acto seguido se rezará el Rosario en conexión directa con cinco santuarios marianos. Cada uno de los Misterios estará ligado a una intención de Juan Pablo II.

En el santuario Łagniewniki, en Cracovia, la intención será la juventud; en el santuario Kawekamo-Bugando (Tanzania), la familia; en el santuario de Nuestra Señora del Líbano - Harissa (Líbano), la evangelización; en la basílica de Santa María de Guadalupe, de Ciudad de México, la esperanza y la paz de las naciones; en el Santuario de Fátima, la Iglesia. Al final, Benedicto XVI en conexión desde el Vaticano, rezará la oración final e impartirá la bendición apostólica a todos los participantes. Esa noche permanecerán abiertas a la oración las siguientes iglesias: Santa Agnese in Agone, en Plaza Navona; San Marco al Campidoglio; Santa Anastasia; Santíssimo Nome di Gesú all’Argentina; Santa Maria in Vallicella; San Giovanni dei Fiorentini; San Andrea della Valle; San Bartolomeo all’Isola.

2.- Misa de beatificación del 1 de mayo (domingo de la Octava de Pascua o de la Divina Misericordia. Plaza de San Pedro, a las 9 horas, preparación; a las 10, celebración presidida por el Santo Padre).

La solemne liturgia de beatificación estará precedida por una hora de preparación en la que se rezará la Corona de la Divina Misericordia, devoción introducida por Santa Faustina Kowalska, y muy apreciada por el beato Juan Pablo II y acabará con una Invocación a la Misericordia en el mundo, con el canto “Jezu ufamTobie”. Seguirá la Santa Misa con los textos del domingo de la Octava de Pascua. Después de la fórmula de beatificación, cuando se descubra el tapiz con el nuevo beato, se cantará el Himno del Beato en latín.

3.- La Misa de Acción de Gracias (lunes, 2 de mayo a las 10.30, en la Plaza de San Pedro, presidida por el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone).

La Misa es la primera misa celebrada en honor del nuevo beato. Los textos serán los de la Misa del Beato Juan Pablo II. La celebración será animada por el Coro de la diócesis de Roma, con la participación del Coro de Varsovia y de la Orquesta Sinfónica de Wadowice (Polonia).

Terminada la ceremonia de beatificación, el Papa y los cardenales concelebrantes se dirigirán al altar de la Confesión de la basílica y rezarán unos instantes ante el cuerpo del nuevo beato. A partir de esa tarde, las personas que lo deseen podrán venerar los restos de Juan Pablo II.