Lecturas Domingo 20 Mayo 2012, La Ascensión del Señor


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

DOMINGO 20

LA ASCENSION DEL SEÑOR

Santos: SanBernardino de Siena, presbítero. Beata Columba de Rieti, laica. Solemnidad(Blanco)

¿QUÉ HACER AHÍ PARADOS MIRANDO AL CIELO?

Hch 1, 1-11: Ef 4, 1-13; Mc 16, 15-20

Los discípulos había aprendido a vivir con el Jesús terrestrey por eso mismo, resintieron su partida. De igual manera, habían comenzado adisfrutar la nueva forma de presencia del resucitado. La experiencia delresucitado no era en manera alguna un privilegio, sino una responsabilidad. Elrelato de los Hechos nos lo recuerda. No hay que evadirse de la responsabilidadmisionera, ni siquiera con la finalidad de contemplar a Cristo glorioso. Lamisión no puede esperar. Así lo asienta el final del Evangelio de san Marcos.De la misma manera que Jesús realiza señales que transformaron la existencia deenfermos y oprimidos por el mal, tendrán que hacerlo los discípulos. ElEvangelio será creíble en la medida que incentive y promueva a cada persona ala búsqueda de condiciones de vida más dignas para si misma y para los demás.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Hech 1, 11)

Hombres de Galilea, ¿qué hacen allí parados mirando alcielo? Ese mismo Jesús, que los ha dejado para subir al cielo, volverá como lohan visto marcharse. Aleluya.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Llena, Señor, nuestro corazón de gratitud y de alegría porla gloriosa ascensión de tu Hijo, ya que su triunfo es también nuestravictoria, pues a donde llegó Él, nuestra cabeza, tenemos la esperanza cierta dellegar nosotros, que somos su cuerpo. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Se fue elevando a la vista de sus apóstoles.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 1, 1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí acerca de todolo que Jesús hizo y enseñó, hasta el día en que ascendió al cielo después dedar sus instrucciones, por medio del Espíritu Santo, a los apóstoles que habíaelegido. A ellos se les apareció después de la pasión, les dio numerosaspruebas de que estaba vivo y durante cuarenta días se dejo ver por ellos y leshabló del Reino de Dios.
Un día, estando a la mesa con ellos, les mando: “No se alejen de Jerusalén.Aguarden aquí a que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que ya les hehablado: Juan bautizó con agua; dentro de pocos días ustedes serán Bautizadoscon el Espíritu Santo”.
Los ahí reunidos le preguntaban: “Señor, ¿ahora sí vas a restablecer lasoberanía de Israel?”. Jesús les contesto: “A ustedes no les toca conocer eltiempo y la hora que el Padre ha determinado con su autoridad; pero cuando elEspíritu Santo descienda sobre ustedes, los llenara de fortaleza y serán mistestigos en Jerusalén, en toda Judea, Samaria y hasta los últimos rincones dela tierra”. Dicho, esto se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una nubelo ocultó a sus ojos. Mientras miraban fijamente al cielo, viéndolo alejarse,se le presentaron dos hombres vestidos de blanco, que dijeron: “Galileos quehacen allí parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesús que los ha dejado subiral cielo, volverá como lo han visto alejarse”. Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 46 R/. Entre voces de júbilo, Dios asciende a sutrono. Aleluya. 
Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Señor, de gozo llenos; que el Señor, elAltísimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo. R/.
Entre voces de júbilo y trompetas, Dios, el Señor, asciende hasta su trono.Cantemos en honor de nuestro Dios, al rey honremos y catemos todos. R/.
Por que Dios es el Rey de universo, cantemos el mejor de nuestros cantos. ReinaDios sobre todas las naciones desde su trono santo. R/.

Hasta que alcancemos en todas sus dimensiones la plenitud deCristo.

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 4, 1-13
Hermanos: yo, Pablo, prisionero por la causa del Señor, los exhorto a quelleven una vida digna del llamamiento que ha recibido. Sean siempre humildes yamables; sean comprensivos y sopórtense mutuamente con amor; esfuércense enmantenerse unidos en el Espíritu con el vínculo de la paz.
Por que no hay más que un solo cuerpo y un solo Espíritu, como es también sólouna esperanza del llamamiento que ustedes han recibido. Un solo Señor, una solafe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que reina sobre todos,actúa a través de todos y vive en todos. 
Cada uno de nosotros ha recibido la gracia en la medida en que Cristo se la hadado. Por eso dice la Escritura: Subiendo a las alturas, llevó consigo a loscautivos y dio dones a los hombres.
¿Y que quiere decir “subió”? Que primero bajó a lo profundo de la tierra. Y elque bajó es el mismo que subió a lo más alto de los cielos, para llenarlo todo.
Él fue quien concedió a unos ser apóstoles; a otros, ser profetas; a otros serevangelizadores; a otros ser pastores y maestros. Y esto, para capacitar a losfieles, a fin de que, desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpode Cristo, hasta que todos lleguemos a estar unidos en la fe y en elconocimiento del Hijo de Dios, y lleguemos hacer hombres perfectos, quealcancemos en todas sus dimensiones la plenitud de Cristo.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN (Mt 28, 19 20) R/. Aleluya, aleluya.
Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré conustedes todos los días hasta el fin del mundo. R/.

Subió al cielo y esta sentado a la derecha de Dios.

Del santo Evangelio según san Marcos: 16,15-20

En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo:“Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda criatura. El que creay se bautice, se salvara; el que se resista a creer, será condenado. Estos sonlos milagros que acompañaran a los que hayan creído; arrojan demonios en minombre, hablan lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos, y si beben elveneno mortal, no les hará daño; impondrán las manos a los enfermos y estosquedaran sano”.
El Señor Jesús, después de hablarles subió al cielo y esta sentado a la derechade Dios. Ellos fueron y proclamaron el Evangelio por todas partes, y el Señoractuaba con ellos y confirmaba su predicción con los miagros que hacían.
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Credo

PLEGARIA UNIVERSAL.

Unidos a Jesús, pidamos al padre por nosotros, por laiglesia y por la humanidad entera. Pidamos que envíe su Espíritu y nos renueve.
Después de cada petición diremos:
Envíanos tu Espíritu.
Por nuestra parroquia y por nuestra diócesis. Para que crezcamos cada día en lafidelidad al Evangelio. Oremos.
Por nuestros familiares y amigos que no se sienten cristianos. Para quenosotros sepamos darles un buen testimonio de fe y de entrega a los demás.Oremos.
Por las iglesias de los países donde es más difícil ser cristiano, yespecialmente por los cristianos de china. Para que dios les de su fortalezapara mantenerse fieles. Oremos.
Por los periodistas y por todos los que trabajan en los medios de comunicación.Para que se esfuercen siempre al servicio de la verdad y de la concordia.Oremos.
Por nosotros. Para que nuestra celebración de la Eucaristía sea de todos losdomingos un encuentro vivo e intenso con el Señor resucitado. Oremos.
Escucha Padre, nuestra oración, y envía tu Espíritu Santo sobre nosotros ysobre la humanidad. Por Jesucristo, tu Hijo, nuestro hermano, que resucitado deentre los muertos vive y reina contigo por los siglos de los siglos.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, este sacrificio que vamos a ofrecerte enacción de gracias por la ascensión de tu Hijo, y concédenos que esta Eucaristíaeleve nuestro espíritu a los bienes del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO I DE LA ASCENSION

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y fuente desalvación darte gracias y alabarte siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo,Dios todopoderoso y eterno.
Por que el Señor Jesús, Rey de la Gloria, triunfador del pecado y de la muerte,ante la admiración de los ángeles, ascendió (hoy) a lo más alto de los cielos,como Mediador entre Dios y los hombres, Juez del mundo y Señor de los espírituscelestiales.
No se fue para alejarse de nuestra pequeñez, sino para que pusiéramos nuestraesperanza en llegar, como miembros suyos, a donde Él, nuestra cabeza yprincipio, nos ha precedido.
Por eso, con esta efusión del gozo Pascual, el mundo entero se desborda dealegría y también los coros celestiales, los ángeles y arcángeles, cantan sincesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo…

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 28, 20)

Yo estaré con ustedes todos los días hasta el del mundo.Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios todo poderoso, que ya desde este mundo nos hacesparticipar de tu vida divina, avivan en nosotros el deseo de la patria eterna,donde nos aguarda Cristo, Hijo tuyo y hermano nuestro. Él, que vive y reina porlos siglos de los siglos.

UNA REFLEXION PARA NUESTRO TIEMPO.- Cuantos hayanrealizado alguna experiencia misionera durante Semana Santa entenderán elsignificado profundo de las palabras que nos relata el Evangelio de san Marcos.El encuentro vivo con Jesús es el fruto más valioso de las “misiones”. En esosdías, los jóvenes se desarraigan temporalmente de su entorno familiar, salenregularmente a comunidades rurales y descubren la presencia de Jesús en mediode la vida, los anhelos y problemas de aquella gente. Los misioneros acabansiendo misionados por la comunidad que los acoge. Esa es la señal queautentifica el mensaje. Los jóvenes citadinos, acostumbrados al tren de vida dela sociedad de consumo, descubren que otras personas viven contentas, sinapegar su corazón a tantas realidades materiales. Identifican que la fuerza dela fe y la esperanza cristiana redimensiona la forma de vivir. Entienden quelos limpios de corazón consiguen ver a Dios en la cotidianeidad de su vidaordinaria.