Lecturas IV Domingo de Pascua, 29 Abril 2012, Pascua


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

DOMINGO 29 IV

DOMINGO DE PASCUA.

Santos: Catalina de Siena, Doctora de la Iglesia; HugoGrande" de Cluny, abad. Beato Benito de Urbino, presbítero. (Blanco)

YO HE VENIDO PARA QUE VIVAN

Hch 4, 8-12; I Jn 3, 1-2; -Jn 10, 11-18

Las enseñanzas de Jesús tenían un estilo peculiar. Recurríaa imágenes tomadas de su entorno rural y campesina Pastores, ovejas, lobos yladrones no eran sino referencias que apuntaban a una serie de situaciones yformas de vida vigentes en Israel. Líderes que se adueñaban ventajosamente dela condición de la gente sencilla y vulnerable. Un profeta genuino, sin máscredenciales que su palabra y la congruencia de su vida, que había idodescubriendo paulatinamente que la fidelidad a su Padre le exigía testimoniarcon total congruencia su enseñanza, aún cuando se desatara la virulencia de losJefes en su contra. Este relato del buen pastor refleja indudablemente laprogresiva toma de conciencia de que su vida terminaría de forma violenta Noera fácil aceptarlo ni comprenderla Antes de explicárselo a los suyos, tuvo queinteriorizarlo Él mismo en la intimidad con su Padre. De esa profunda vivenciabrotaron estas enseñanzas.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 32, 5-6)

Alabemos al Señor llenos de gozo, porque la tierra estállena de su amor y su palabra hizo los cielos. Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Dios omnipotente y misericordioso, guíanos a la felicidadeterna de tu Reino, a fin de que el pequeño rebaño de tu Hijo pueda llegarseguro a donde ya está su Pastor, resucitado, que vive y reina contigo en launidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Sólo Jesús puede salvarnos.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 4, 8-12

En aquellos días, Pedro, lleno del Espíritu Santo, dijo:"Jefes del pueblo y ancianos, puesto que hoy se nos interroga acerca delbeneficio hecho a un hombre enfermo, para saber cómo fue curado, sépanloustedes y sépalo todo el pueblo de Israel: Este hombre ha quedado sano en elnombre de Jesús de Nazaret, a quien ustedes crucificaron y a quien Diosresucitó de entre los muertos. Este mismo Jesús es la piedra que ustedes, losconstructores, han desechado y que ahora es la piedra angular. Ningún otropuede salvarnos, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres porel que nosotros debamos salvarnos". Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 117 R/. La piedra que desecharon los constructoreses ahora la piedra angular. Aleluya.
Te damos gracias, Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna.Más vale refugiarse en el Señor, que poner en los hombres la confianza; másvale refugiarse en el Señor, que buscar con los fuertes una alianza. R/.
Te doy gracias, Señor, pues me escuchaste y fuiste para mí la salvación. Lapiedra que desecharon los constructores, es ahora la piedra angular. Esto esobra de la mano del Señor, es un milagro patente. R/.
Bendito el que viene en nombre del Señor. Que Dios desde su templo nos bendiga.Tú eres mi Dios, y te doy gracias. Tú eres mi Dios, y yo te alabo. Te damosgracias, Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna. R/.

Veremos a Dios tal cual es.

De la primera carta del apóstol san Juan: 3, 1-2

Queridos hijos: Miren cuánto amor nos ha tenido el Padre,pues no sólo nos llamamos hijos de Dios, sino que lo somos. Si el mundo no nosreconoce, es porque tampoco lo ha reconocido a Él.
Hermanos míos, ahora somos hijos de Dios, pero aún no se ha manifestado cómoseremos al fin. Y ya sabemos que, cuando Él se manifieste, vamos a sersemejantes a Él, porque lo veremos tal cual es. Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

ACLAMACIÓN (Jn 10, 14) R/. Aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a misovejas y ellas me conocen a mí. R/.

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

Del santo Evangelio según san Juan: 10,11-18

En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos: "Yo soy elbuen pastor. El buen pastor da la vida por sus ovejas. En cambio, elasalariado, el que no es el pastor ni el dueño de las ovejas, cuando ve veniral lobo, abandona las ovejas y huye; el lobo se arroja sobre ellas y lasdispersa, porque a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el buen pastor, porque conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí, asícomo el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre. Yo doy la vida por mis ovejas.Tengo además otras ovejas que no son de este redil y es necesario que lastraiga también a ellas; escucharán mi voz y habrá un solo rebaño y un solopastor.
El Padre me ama porque doy mi vida para volverla a tomar. Nadie me la quita; yola doy porque quiero. Tengo poder para darla y lo tengo también para volverla atomar. Este es el mandato que he recibido de mi Padre".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Credo

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos a Jesús resucitado, nuestro pastor y nuestro guía
Después de cada petición diremos: Jesús resucitado, escúchanos.
Para que la Iglesia sea siempre luz de esperanza y de amor para los pobres ylos débiles. Oremos.
Para que aumenten entre nosotros las vocaciones sacerdotales y religiosas.Oremos.
Para que todos los que se sienten llamados a la vida sacerdotal o religiosarespondan con generosidad y con un espíritu de servicio como el de Jesús.Oremos.
Para que nuestros gobernantes trabajen con toda su voluntad para que losdesempleados encuentren trabajo digno. Oremos.
Para que los niños también reconozcan a Jesús resucitado y vivan comoverdaderos hijos de Dios. Oremos.
Para que estas fiestas de Pascua nos reafirmen en la fe, en la esperanza y enla solidaridad. Oremos.
Para que todos nosotros seamos, con nuestra palabra y nuestra manera de vivir,testigos de Jesús resucitado. Oremos.
Escucha, Jesús resucitado, nuestra oración, y derrama sobre nosotros túEspíritu Santo. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Concédenos, Señor, que este sacrificio pascual que vamos aofrecerte, nos llene siempre de alegría, prosiga en nosotros tu obra redentoray nos obtenga de ti la felicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

Ha resucitado Jesús, el Buen Pastor, que dio la vida por susovejas, y que se dignó morir para salvamos. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Vela, Señor, con solicitud, por las ovejas que rescatastecon la Sangre preciosa de tu Hijo, para que puedan alcanzar, un día, lafelicidad eterna de tu Reino. Por Jesucristo, nuestro Señor.

UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.- A partir de los dosúltimos siglos ha arreciado la crítica contra la religión y en particular,contra la fe cristiana. Se le ha criticado casi todo: sus efectos alienantes,la supuesta infantilización que produce en las personas, su vinculación con lospoderosos. Probablemente no son del todo inexactas, ni falsas algunas de ellas,fruto de nuestra humanidad. Sin embargo, los cristianos hemos de recordar que somosdiscípulos de Jesús: el Profeta que vino a testimoniar con la congruencia de suvida entregada, que el Padre estaba firmemente determinado a hacernosparticipar, desde esta nuestra vida terrena, de una existencia plena, donde elmal y todas sus manifestaciones, tendrían que ir desapareciendo a través de lasinergia creada entre Dios, Jesús y los discípulos. El camino cristiano no esuna especie de pasaporte para ingresar a la otra vida. Es una forma deexistencia que inaugura unas relaciones justas entre las personas. Es un caminode socialización que se fundamenta en la convicción de nuestra innegociabledignidad y nuestro destino común: la plenitud de la vida.