Lecturas Jueves 19 Abril 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

JUEVES 19

Santos: León IX, Papa: Emma de Bremen, viuda; Beato ConradoAscoli, presbítero. Feria (Blanco)

ACEPTAR EL TESTIMONIO QUE VIENE DE LO ALTO

Hch 5, 27-33; Jn 3, 31-36

Juan Bautista y Juan Zebedeo compartía una serie de rasgos encomún además de llevar el mismo nombre. El primero había sido mentor, y elsegundo era discípulo de Jesús. Ambos despertaron el olfato inquisitivo yviolento de las autoridades judías. A Juan Zebedeo lo encarceló el SumoSacerdote, al Bautista lo encarceló y decapitó Heredes Antipas. Ambos pusieronsu palabra profética al servicio de Israel. Disponían de una inexplicablelibertad interior que ninguna autoridad, conseguiría silenciar. Habíanescuchado la fuerza de lo alto y ya no les amedrentaban las amenazas de acáabajo. La verdad que viene de Dios había incursionado en su vida, y por eso, noles espantaban los desplantes ni la prepotencia autosuficiente de lasautoridades de Israel. Ellos sabían que en cada ocasión convenía obedecer aDios antes que a los hombres.

ANTÍFONA DE ENTRADA (cfr. Sal 67, 8-9. 20)

Cuando saliste, Señor, al frente de tu pueblo, y le abristecamino a través del desierto, la tierra se estremeció y hasta los cielos sefundieron. Aleluya.

ORACION COLECTA

Concédenos, Padre misericordioso, que veamos fructificar ennuestra vida las gracias recibidas durante esta Pascua. Por nuestro SeñorJesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Nosotros somos testigos de todo esto, y también lo es elEspíritu Santo.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 5, 27-33

En aquellos días, los guardias condujeron a los apóstolesante el sanedrín, y el sumo sacerdote los reprendió, diciéndoles: "Leshemos prohibido enseñar en nombre de ese Jesús; sin embargo, ustedes hanllenado a Jerusalén con sus enseñanzas y quieren hacemos responsables de lasangre de ese hombre". Pedro y los otros apóstoles replicaron:"Primero hay que obedecer a Dios y luego a los hombres. El Dios denuestros padres resucitó a Jesús, a quien ustedes dieron muerte colgándolo dela cruz. La mano de Dios lo exaltó y lo ha hecho Jefe y Salvador, para dar aIsrael la gracia de la conversión y el perdón de los pecados. Nosotros somostestigos de todo esto y también lo es el Espíritu Santo, que Dios ha dado a losque lo obedecen".
Esta respuesta los exasperó y decidieron matarlos. Palabra deDios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 33 R/. Haz la prueba y verás qué bueno es elSeñor. Aleluya.
Bendeciré al Señor a todas horas; no cesará mi boca de alabarlo. Haz la pruebay verás qué bueno es el Señor. Dichoso el hombre que se refugia en Él. R/.
En contra del malvado está el Señor para borrar de la tierra su recuerdo;escucha, en cambio, al hombre justo y lo libra de todas sus congojas. R/.
El Señor no está lejos de sus fieles y levanta a las almas abatidas. Muchastribulaciones pasa el justo, pero de todas ellas Dios lo libra. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 20, 29) R/. Aleluya, aleluya.
Tomás, tú crees, porque me has visto; dichosos los que creen sin haberme visto,dice el Señor. R/.

El Padre ama a su Hijo y todo lo ha puesto en sus manos.

Del santo Evangelio según san Juan: 3, 31-36

"El que viene de lo alto está por encima de todos; peroel que viene de la tierra pertenece a la tierra y habla de las cosas de latierra. El que viene del cielo está por encima de todos. Da testimonio de loque ha visto y oído, pero nadie acepta su testimonio. El que acepta sutestimonio certifica que Dios es veraz. Aquel a quien Dios envió habla laspalabras de Dios, porque Dios le ha concedido sin medida su Espíritu.
El Padre ama a su Hijo y todo lo ha puesto en sus manos. El que cree en el Hijotiene vida eterna. Pero el que es rebelde al Hijo no verá la vida, porque lacólera divina perdura en contra de él". Palabra delSeñor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, las ofrendas que te presentamos, y purificanuestros corazones, para que podamos participar dignamente en este sacramentode tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 28, 20)

Yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin delmundo. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios todopoderoso y eterno, que, en Cristo resucitado noshas hecho renacer a la vida eterna, haz que este misterio pascual, en el queacabamos de participar por medio de la Eucaristía, dé en nosotros abundantesfrutos de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.