Lecturas Jueves 3Mayo 2012, la santa cruz


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

JUEVES 3

La Santa Cruz

Santos: Timoteo yMaura de la Tebaida, mártires; Estanislao Kazimierczyk, presbítero. Fiesta(Rojo)

NO SE AFERRO A SU CONDICIÓN DIVINA

Flp 2, 6-11; Jn 3, 13-17

Las dimensiones alto y bajo, arriba y abajo estructuranestas dos secciones. El himno de la carta a los filipenses comparte con elEvangelio de san Juan la misma disposición y perspectiva: la del descanso y elabajamiento de Jesús. Él no se aferró a su condición divina, si no que asumiónuestra condición mortal y acato sin cuarteaduras la voluntad del padre. Poreso mismo el cuarto Evangelio lo acredita como testigo creíble del Señor. Jesústiene la vivencia profunda del amor del Padre y por lo mismo, nos ama tantocomo Él. Su mensaje y su enseñanza no se derivan de libreto alguno, si no quebrotan de la íntima comunión con su Padre. La credencial que nos acredita comosus enviados no será otra que la vivencia del amor de Dios.

ANTÍFONA DE ENTRADA (cfr. Ga 6, 14)

Que nuestra única gloria sea la cruz de nuestro SeñorJesucristo, en quien esta nuestra salvación, nuestra vida y resurrección y porquien hemos sido redimidos y liberados. Aleluya.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA.

Dios nuestro, que quisiste que tu hijo muriera en la Cruzpara salvar a todos los hombres, concédenos aceptar por su amor la cruz delsufrimiento aquí en la tierra, para poder gozar en el cielo los frutos de suredención. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Cristo se humillo a sí mismo; por eso Dios lo exaltó.

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 2, 6-11

Cristo Jesús, siendo Dios, no considero que debía aferrarsea las prerrogativas de su condición divina, sino que, por el contrario, seanonadó a sí mismo tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a loshombres.
Así, hecho unos de ellos, se humillo a sí mismo y por obediencia acepto inclusola muerte, y una muerte de Cruz.
Por eso Dios lo exalto sobre todas las cosas y le otorgó el nombre que estásobre todo nombre, para que, al nombre de Jesús, todos doblen las rodillas enel cielo, en la tierra y en los abismos, y todos reconozcan públicamente queJesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 77 R/. No olvidemos las hazañas del Señor.
Escucha, pueblo mío, mi enseñanza; presten oído a las palabras de mi boca.Abriré mi boca y les hablare en parábolas; anunciare lo que estaba oculto desdela creación del mundo. R/.
Cuando Dios los hacia morir, lo buscaban y madrugaban para volverse hacia Él.Se acordaban de que Dios era su auxilio; el Dios altísimo, su redentor. R/. 
Lo adulaban con su boca, le mentían con su lengua; su corazón no era sincero conÉl ni eran fieles a su alianza. R/.
Pero Él sentía lastima de ellos, les perdonaba su culpa y no los destruía.Muchas veces dominó su ira y apago el furor de su cólera. R/.

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.
Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, por que con tu santa cruz redimiste almundo. R/.

El hijo del hombre tiene que ser levantado.

Del santo Evangelio según san Juan: 3,13-17

En aquel tiempo, Jesús dijo a Nicodemo: “Nadie ha subido alcielo sino el Hijo del hombre, que bajo del cielo y esta en el cielo. Así comoMoisés levanto la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijodel hombre, para que todo el que crea en Él tenga vida eterna.
Porque tanto amó Dios al mundo, que le entrego a su Hijo único, para que todoque crea en Él no perezca, si no que tenga vida eterna. Por que Dios no envió asu Hijo para condenar al mundo, si no para que el mundo se salvara por Él” Palabradel Señor: Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor, que este sacrificio que Cristo te ofreció sobre laCruz para borrar los pecados del mundo, nos purifiquen ahora de todas nuestrasculpas. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvacióndarte las gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.
Por que has puesto la salvación del género humano en el árbol de la Cruz, paraque, de donde tuvo origen la muerte, de allí surgiera la vida; y el que en unárbol venció, fuera en un árbol vencido. Por Cristo, Señor nuestro.
Por El, los ángeles y los arcángeles y todos los coros celestiales, celebran tugloria, unidos en común alegría. Permítenos asociarnos a sus voces cantandohumildemente tu alabanza: Santo, Santo, Santo…

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 12, 32)

Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos haciamí, dice el Señor. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor nuestro Jesucristo,tú que nos has redimido por medio de la Cruz y nos has hecho participes de 
tu Cuerpo y de tu Sangre, concédenos participar también de la gloria de turesurrección. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos