Lecturas Lunes 9 de Abril 2012, Pascua


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

LUNES 9

LUNES DE PASCUA

Santos: Hugo de Rouen, obispo; María de Cleofás y MaríaSalomé laicas. Beato Tomás de Tolentino, presbítero. Feria (Blanco)

LA VIDA DEFINITIVA

Hch 2, 14. 21-33; Mt 28, 8-15

Los curiosos habitantes de Jerusalén no atinan a explicar laepifanía que ha tenido lugar en la ciudad. El rostro descompuesto y el lenguajedesarticulado de los pescadores galileos avecindados en la ciudad de David, loshace pensar en la embriaguez. Pedro se hace portavoz del grupo y les interpretalo sucedido. Dios ha resucitado a su Hijo y ha dado su Espíritu a los suyospara que profeticen a todas las gentes esa noticia. Ni las calumnias, ni lapropaganda sesgada desmentirán la fuerza de la Pascua El Espíritu dePentecostés mantiene a la comunidad creyente en el cumplimiento de su misiónevangelizadora. Ésa es la fortaleza que ha mantenido en pie nuestra esperanzapor dos milenios.

ANTÍFONA DE ENTRADA

El Señor ha resucitado, como lo había predicho; llenémonosde gozo y de alegría, porque reina eternamente. Aleluya.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que por medio del bautismo das nuevos hijos atu Iglesia y la haces crecer continuamente, concédenos vivir siempre de acuerdocon la fe que recibimos en el bautismo. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

A este Jesús, Dios lo ha resucitado, y de ello somostestigos.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 2, 14. 22-33

El día de Pentecostés, se presentó Pedro, junto con losOnce, ante la multitud, y levantando la voz, dijo: "Israelitas,escúchenme. Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes,mediante los milagros, prodigios y señales que Dios realizó por medio de Él yque ustedes bien conocen. Conforme al plan previsto y sancionado por Dios,Jesús fue entregado, y ustedes utilizaron a los paganos para clavarlo en lacruz.
Pero Dios lo resucitó, rompiendo las ataduras de la muerte, ya que no eraposible que la muerte lo retuviera bajo su dominio. En efecto, David dice,refiriéndose a Él: Yo veía constantemente al Señor delante de mí, puesto que Élestá a mí lado para que yo no tropiece. Por eso se alegra mi corazón y milengua se alboroza; por eso también mi cuerpo vivirá en la esperanza, porquetú, Señor, no me abandonarás a la muerte, ni dejarás que tu santo sufra lacorrupción. Me has enseñado el sendero de la vida y me saciarás de gozo en tupresencia.
Hermanos, que me sea permitido hablarles con toda claridad. El patriarca Davidmurió y lo enterraron, y su sepulcro se conserva entre nosotros hasta el día dehoy. Pero como era profeta y sabia que Dios le había prometido con juramentoque un descendiente suyo ocuparía su trono, con visión profética habló de laresurrección de Cristo, el cual no fue abandonado a la muerte ni sufrió lacorrupción.
Pues bien, a este Jesús Dios lo resucitó, y de ello todos nosotros somostestigos. Llevado a los cielos por el poder de Dios, recibió del Padre elEspíritu Santo prometido a él y lo ha comunicado, como ustedes lo están viendoy oyendo". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 15 R/. Protege, Señor, a los que esperamos en ti.Aleluya.
Protégeme, Dios mío, pues eres mi refugio. Yo siempre he dicho que tú eres miSeñor. El Señor es la parte que me ha tocado en herencia; mi vida está en susmanos. R/.
Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente.Tengo siempre presente al Señor y con El a mi lado, jamás tropezaré. R/.
Por eso se me alegran el corazón y el alma y mi cuerpo vivirá tranquilo, porquetú no me abandonarás a la muerte ni dejarás que sufra yo la corrupción. R/.
Enséñame el camino de la vida, sáciame de gozo en tu presencia y de alegríaperpetua junto a ti. R/.

SECUENCIA opcional

Ofrezcan los cristianos

 

los ángeles testigos,

ofrendas de alabanza

 

sudarios y mortaja.

a gloria de la víctima

 

¡Resucitó de veras

propicia de la Pascua.

 

mi amor y mi esperanza!

 

 

 

Cordero sin pecado,

 

Venid a Galilea,

que a las ovejas salva,

 

allí el Señor aguarda;

a Dios y a los culpables

 

allí veréis los suyos

unió con nueva alianza.

 

la gloria de la Pascua.

 

 

 

Lucharon vida y muerte

 

Primicia de los muertos,

en singular batalla,

 

sabemos por tu gracia

y, muerto el que es la vida,

 

que estás resucitado;

triunfante se levanta.

 

la muerte en ti no manda.

 

 

 

"¿Qué has visto de camino,

 

Rey vencedor, apiádate

María, en la mañana?".

 

de la miseria humana

A mi Señor glorioso,

 

y da a tus fieles parte

la tumba abandonada,

 

en tu victoria santa

ACLAMACIÓN (Sal 117, 24) R/. Aleluya, aleluya.
Éste es el día del triunfo del Señor, día de júbilo y de gozo. R/.

Vayan a decir a mis hermanos que se dirijan a Galilea. Alláme verán.

Del santo Evangelio según san Mateo: 28, 8-15

Después de escuchar las palabras del ángel, las mujeres sealejaron a toda prisa del sepulcro, y llenas de temor y de gran alegría,corrieron a dar la noticia a los discípulos. Pero de repente Jesús les salió alencuentro y las saludó. Ellas se le acercaron, le abrazaron los pies y loadoraron. Entonces les dijo Jesús: "No tengan miedo. Vayan a decir a mishermanos que se dirijan a Galilea. Allá me verán".
Mientras las mujeres iban de camino, algunos soldados de la guardia fueron a laciudad y dieron parte a los sumos sacerdotes de todo lo ocurrido. Estos sereunieron con los ancianos, y juntos acordaron dar una fuerte suma de dinero alos soldados, con estas instrucciones: "Digan: `Durante la noche, estandonosotros dormidos, llegaron sus discípulos y se robaron el cuerpo'. Y si estollega a oídos del gobernador, nosotros nos arreglaremos con él y les evitaremoscualquier complicación".
Ellos tomaron el dinero y actuaron conforme a las instrucciones recibidas. Estaversión de los soldados se ha ido difundiendo entre los judíos hasta el día dehoy. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

No se dice Credo.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Recibe, Señor, con bondad, nuestras ofrendas, y tú, que nosllamaste a la fe y nos has hecho renacer por el bautismo, guíanos a lafelicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO I DE PASCUA

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y fuente desalvación glorificarte siempre, Señor, pero más que nunca en este día, en queCristo, nuestra Pascua, fue inmolado.
Porque Él es el verdadero Cordero que quitó el pecado del mundo: muriendo,destruyó nuestra muerte, y resucitando, restauró la vida.
Por eso, con esta efusión del gozo pascual, el mundo entero se desborda dealegría y también los coros celestiales, los ángeles y los arcángeles cantansin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo...

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Rm 6, 9)

Cristo resucitado, ya no puede morir; la muerte ya no tienedominio sobre Él. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que la gracia de este sacramento, memorial de la Pascua detu Hijo, fructifique, Señor, en nuestros corazones para que podamoscorresponder a los dones de tu amor, que nos abrió el camino de la salvacióneterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.