Lecturas Lunes 9 de Julio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

LUNES 9

Santos: Agustín Zhao Rong y compañeros, mártires; VerónicaGiuliani, abadesa Paulina del Corazón, fundadora. Feria (Verde)

ME CASARÉ CONTIGO PARA SIEMPRE

Os 2, 16. 17-18. 21-22; Mt 9, 18-26

Las figuras femeninas predominan en la temática de estasnarraciones. El profeta Oseas nos presenta al Señor expresando su firmedeterminación de reconquistar con ternura y afecto el corazón de su pueblo-esposa. El amor inquebrantable de Dios cuestiona la confiabilidad de loscompromisos amorosos de nosotros los mortales. El Evangelio de san Mateopresenta al Señor Jesús como el auténtico profeta de la compasión y lamisericordia. Una niña recién fallecida y una mujer que sufría hemorragias sonpresentadas ante el profeta de Nazaret con la intención que alivie su dolor ysufrimiento. El Señor Jesús les restituye la salud y la entereza y con esto, semanifiesta como el rostro visible y la encarnación del Dios siempre compasivo,que ama sin condiciones y traspasa las barreras de la discriminación queconstruimos los humanos.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Si 36, 18-19)

Señor, concede la paz a los que en ti esperan; escucha lasoraciones de tus hijos y guíanos por el camino de la justicia.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, tú que creaste el universo y diriges lahistoria, escucha nuestras oraciones y concede a nuestro mundo inquieto la pazverdadera, para que podamos reconocer y alabar, llenos de gozo, tumisericordia. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Yo te desposaré conmigo para siempre.

Del libro del profeta Oseas: 2, 16. 17-18. 21-22

Esto dice el Señor: "Yo conduciré a Israel, mi esposainfiel, al desierto y le hablaré al corazón. Ella me responderá allá, comocuando era joven, como el día en que salió de Egipto. Aquel día, palabra delSeñor, ella me llamará ‘Esposo mío', y no me volverá a decir ‘Baal mío'.
Israel, yo te desposaré conmigo para siempre. Nos uniremos en la justicia y larectitud, en el amor constante y la ternura; yo te desposaré en la fidelidad yentonces tú conocerás al Señor".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 144 R/. El Señor es compasivo y misericordioso.
Un día tras otro, Señor, bendeciré tu nombre y no cesará mi boca de alabarte.Muy digno de alabanza es el Señor, por ser su grandeza incalculable. R/.
Cada generación a la que sigue anunciará tus obras y proezas. Se hablará de tushechos portentosos, del glorioso esplendor de tu grandeza. R/.
Alabarán tus maravillosos prodigios y contarán tus grandes acciones; difundiránla memoria de tu inmensa bondad y aclamarán tus victorias. R/.
El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso paraperdonar. Bueno es el Señor para con todos y su amor se extiende a todas suscreaturas. R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. 2 Tm 1, 10) R/. Aleluya, aleluya.
Jesucristo, nuestro Salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer lavida por medio del Evangelio. R/.

Mi hija acaba de morir; pero ven tú y volverá a vivir.

Del santo Evangelio según san Mateo: 9, 18-26

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se le acercó unjefe de la sinagoga, se postró ante Él y le dijo: "Señor, mi hija acaba demorir; pero ven tú a imponerle las manos y volverá a vivir".
Jesús se levantó y lo siguió, acompañado de sus discípulos. Entonces, una mujerque padecía flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y letocó la orilla del manto, pues pensaba: "Con sólo tocar su manto, mecuraré". Jesús, volviéndose, la miró y le dijo: "Hija, ten confianza;tu fe te ha curado". Y en aquel mismo instante quedó curada la mujer.
Cuando llegó a la casa del jefe de la sinagoga, vio Jesús a los flautistas, yel tumulto de la gente y les dijo: "Retírense de aquí. La niña no estámuerta; está dormida". Y todos se burlaron de Él. En cuanto hicieron salira la gente, entró Jesús, tomó a la niña de la mano y ésta se levantó. Lanoticia se difundió por toda aquella región.
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te ofrecemos, Señor, bajo los signos sacramentales del pan ydel vino, el sacrificio de tu Hijo, rey de la paz, para que este misterio deunidad y de amor, reafirme la fraternidad entre todos tus hijos. PorJesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 14, 27)

Mi paz les dejo, mi paz les doy, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Concédenos, Señor, el espíritu de tu amor, a fin de que,alimentados con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, fomentemos entre todos loshombres la paz que Él mismo nos dejó. Por Jesucristo, nuestro Señor.