Lecturas Martes 29 Mayo 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MARTES 29

Santos: Maximino deTréveris, obispo: Sisinio de Trenco y Compañeros, mártires. Beata Elías de SanClemente, religiosa. Feria (Verde)

COMO HIJOS OBEDIENTES

IP 1, 10-16; Mc 10, 28-31

La exhortación de vivir como hijos obedientes resuena alcomienzo de la Primera Carta de Pedro. El pensamiento del autor se organiza endos tiempos, pasado y presente. La conducta del pasado estaba marcada por elpredominio de los deseos de los egoístas. Antes de convertirse para acoger larevelación de Jesucristo vivían atrapados por sus propios impulsos pecaminosos.Ahora que han conocido a Jesús viven en libertad. Ese mismo proceso nos refiereel Evangelio de san Marcos. Los discípulos dejaron en el pasado una serie devínculos de parentesco, bienes y posesiones. Pareciera una pérdida sin sentido.No es así. El Señor acrecentará la recompensa. Los seguidores de Jesús noquedarán desamparados. La nueva familia de los discípulos de Jesús les acogerápara vivir como últimos, es decir, con la disposición de servir a quienes lonecesite.

ANTÍFONA DE ENTRADA (1 Jn 3, 17)

Si alguno, teniendo con que vivir, ve a su hermano pasarnecesidad, y sin embargo, no lo ayuda, ¿Cómo habitará el amor de Dios en él?

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que diste un origen idéntico a todos lospueblos y quisiste formar con ellos una sola familia, llena los corazones conel fuego de tu amor y suscita en todos los hombres el deseo de un progresojusto y fraternal, a fin de que, con los bienes que has destinado para todos,se realice cada uno como persona humana y, suprimida toda discriminación,reinen en el mundo la igualdad y la justicia por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Los profetas predijeron la gracia destinada a ustedes.Pongan, pues, en ella una esperanza sin límites.

De la primera Carta del apóstol san Pedro: 1,10-16

Hermanos: los profetas, cuando predijeron la graciadestinada a ustedes, investigaron profundamente acerca de la salvación deustedes.
Ellos trataron de descubrir en qué tiempo y en que circunstancias se abrían deverificar las indicaciones que el Espíritu de Cristo, que moraba en ellos, seles había revelado sobre los sufrimientos de Cristo y el triunfo glorioso quelos seguiría. Pero se les dio a conocer que ellos no verían o que profetizaban,si no que estaba reservado para nosotros, todo esto les ha sido anunciado ahoraa ustedes, por medio de aquellos que les han predicado el Evangelio con lafuerza del Espíritu Santo, enviado del cielo, y ciertamente es algo que losángeles anhelan contemplar.
Por eso, viviendo siempre atentos y vigilantes, pongan toda su esperanza en lagracia que les va a traer la manifestación gloriosa de Jesucristo.
Como hijos obedientes, no vivan conforme a las pasiones que tenían antes, en eltiempo de su ignorancia. Al contrario, así como es santo el que los llamo, seantambién ustedes santos en toda su conducta, pues la Escritura dice: seansantos, porque yo, el Señor, soy santo.
Palabra de Dios Te alabamos, Señor.

Del salmo 97 R/. Cantemos al Señor un canto nuevo.
Cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y susanto brazo le han dado la victoria. R/.
El Señor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones sujusticia. Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/.
La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos lospueblos y naciones aclamen con júbilo al Señor. R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. Mt 11, 25) R/. Aleluya, aleluya.
Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por que has revelado losmisterios del Reino a la gente sencilla. R/.

Recibirán cien veces más en esta vida, junto conpersecuciones: y en otro mundo, la vida eterna.

Del santo Evangelio según san Marcos: 10, 28-31

En aquel tiempo, Pedro le dijo a Jesús: “Señor, ya ves quenosotros lo hemos dejado todo para seguirte”. Jesús le respondió: “Yo lesaseguro: nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, ohijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejara de recibir, en esta vida, elciento por uno en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, junto conpersecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna. Y muchos que ahora son losprimeros serán los últimos, y muchos que ahora son los últimos, serán losprimeros”.
Palabra del Señor Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACION DE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, los dones y plegarias de ti iglesia y haz quetodos los hombres se llenen del espíritu de hijos de Dios, a fin de que,superadas por amor todas las desigualdades, lleguen los pueblos a formar en tupaz una sola familia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 11,9)

Pidan y se les dará, busquen y hallarán, llamen y se lesabrirá dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que de nuestra participación en este sacramento de unidad,mediante el cual renuevas constantemente a la familia humana, obtengamos,Señor, un amor auténtico y eficaz que nos impulse a promover el progreso de lospueblos y a realizar, en la caridad, las exigencias de la justicia. PorJesucristo, nuestro señor.