Lecturas Martes 8 Mayo 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MARTES 8

Santos: Benedicto II,Papa: Desiderio de Bourges, obispo. Beata María Droste Zu Vischering,religiosa. Feria (Blanco)

DOS DESPEDIDAS

Hch 14, 19-28; Jn 14, 27-31

En ambos pasajes los protagonistas viven situacionesparecidas. En el Evangelio, el Señor Jesús se despide de sus discípulos y lescomunica su paz. Los suyos están agitados y atemorizados por su próximapartida. El mismo se siente presionado por las fuerzas hostiles que le asedian,pero a la vez se sabe sosteniendo por el amor del Padre. En el libro de losHechos, Pablo y Bernabé se despiden de los cristianos de Listra y Antioquia yles animan a perseverar firmes en la fe a pesar de las persecuciones que sedesencadenarán. Ni el Señor ni los apóstoles dejaron desprotegidos a susrespectivos discípulos, sino que los encomendaron a Dios, los arroparon asobreponerse a las dificultades y contratiempos, recordándoles que: hay quesufrir dificultades para entrar en el Reino.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Ap 19, 5; 12, 10)

Alabemos a nuestro Dios todos cuantos lo tememos, pequeños ygrandes, porque ha llegado ya la salvación, el poder y el reinado de su Cristo.Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que por medio de la resurrección de tu Hijonos has abierto las puertas de la vida eterna, concédenos creer fielmente en tiy esperar confiadamente el cumplimiento de tus promesas. Por nuestro SeñorJesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA

Contaban a la comunidad cristiana lo que había hecho Dios pormedio de ellos.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 14, 19-28

En aquellos días, llegaron a Listra, procedentes deAntioquia y de Iconio, unos judíos, que se ganaron a la multitud y apedrearon aPablo; lo dieron por muerto y lo arrastraron fuera de la ciudad. Cuando lorodearon los discípulos, Pablo se levanto y regreso a la ciudad. Pero el díasiguiente, salió con Bernabé hacia Derbe.
Después de predicar el Evangelio y de hacer muchos discípulos en aquellaciudad, volvieron a Listra. Iconio y Antioquia, y ahí animaban a los discípulosy los exhortaban a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar pormuchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. En cada comunidaddesignaban presbíteros, y con oraciones y ayunos los encomendaban al Señor, enquien habían creído.
Atravesaron luego Pisidia y llegaron a Panfilia; predicaron en Perge y llegarona Atalía. De allí se embarcaron para Antioquia, de donde había salido, con lagracia de Dios, para la misión que acababan de cumplir.
Al llegar, reunieron a la comunidad y les contaron lo que había dicho Dios pormedio de ellos y como les había abierto a los paganos las puertas de la fe. Ahíse quedaron bastante tiempo con los discípulos.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 144 R/. Bendigamos al Señor eternamente. Aleluya
Que te alaben, Señor, todas tus obras y que todos tus fieles te bendigan. Queproclamen la gloria de tu reino y que den a conocer tus maravillas. R/.
Que muestren a los hombres tus proezas, el esplendor y la gloria de tu reino.Tu reino, Señor, es para siempre y tu imperio, para todas las generaciones. R/.
Que mis labios alaben al Señor, que todos los seres lo bendigan ahora y parasiempre. R/.

ACLAMACIÓN (cfr 24, 46, 26) R/. Aleluya, aleluya.
Cristo tenía que morir y resucitar de entre los muertos, para entrar así sugloria. R/.

Les doy mi paz.

Del santo Evangelio según san Juan: 14, 27-31

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “La paz lesdejo, mi paz les doy. No se la doy como la da el mundo. No pierdan la paz ni seacobarden. Me han oído decir: ‘Me voy, pero volveré a su lado’. Si me amaran,se alegrarían de que me vaya al Padre, por que el Padre es más que yo. Se lo hedicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean.
Ya no hablare muchas cosas con ustedes, porque se acerca el príncipe de estemundo; no es que el tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo sepaque amo al Padre y que cumplo exactamente lo que el Padre me hamandado”. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, los dones que te presentamos, llenos dejúbilo por la resurrección de tu Hijo, y concédenos participar con Él, un día,de la felicidad eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Rm 6. 8)

Si hemos muerto con Cristo, también viviremos con Él; éstaes nuestra fe. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Mira, Señor, con bondad, a estos hijos tuyos que hasrenovado por medio de los sacramentos, y condúcelos al gozo eterno de laresurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor.