Lecturas Martes 9 de Octubre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MARTES 9

Santos: Dionisio, Eleuterioy Rústico de Montmartre, mártires; Juan Leonardi, fundador; Inocencio Canoura,mártir. Feria (Verde)

ITINERARIO TESTIMONIAL

Ga 143-24; Lc 10,38-42

Algo tienen en común los dos testigos que aparecen en las narraciones deeste día: supieron escuchar a Jesús. San Pablo, en su carta a los Gálatasmenciona cómo Dios lo separó desde el seno de su madre y lo llamó por sugracia, para dar testimonio de su Hijo, Jesucristo y de su Iglesia, la cualperseguía en el pasado. El, un celoso judío cumplidor de la ley como pocos, esahora un celoso testigo de Cristo. María, por su parte, recibe a Jesús ysentada a sus pies pone toda su atención en ese momento, en escuchar al Señor.Marta, al igual que nosotros, se vio atrapada por la agitación, se preocupabapor muchas cosas y no se daba cuenta de lo verdaderamente importante: laescucha atenta de la palabra de Jesucristo. Este es el mensaje para nosotros eldía de hoy: ponernos en las manos de Dios y dejar que su Palabra nos llene ynos guíe.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 67, 6-7.36)

Adoremos a Dios en su santotemplo. Él nos hace habitar juntos en su casa. Él es la fuerza y el poder de supueblo.

ORACIÓN COLECTA

Padre santo y todopoderoso, protector de los que en ti confían, ten misericordiade nosotros y enséñanos a usar con sabiduría de los bienes de la tierra, a finde que no nos impidan alcanzar los del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Quiso revelarme a su Hijo paraque yo lo anunciara entre los paganos.

De la carta del apóstol san Pabloa los gálatas: 1, 13-24

Hermanos: Ciertamente ustedes han oído hablar de mi conducta anterior en eljudaísmo, cuando yo perseguía encarnizadamente a la Iglesia de Dios, tratandode destruirla. Deben saber que me distinguía en el judaísmo, entre los jóvenesde mi pueblo y de mi edad, porque los superaba en el celo por las tradicionespaternas.
Pero Dios me había elegido desde el seno de mi madre, y por su gracia me llamó.Un día quiso revelarme a su Hijo, para que yo lo anunciara entre los paganos.Inmediatamente, sin solicitar ningún consejo humano y sin ir siquiera aJerusalén para ver a los apóstoles anteriores a mí, me trasladé a Arabia ydespués regresé a Damasco. Al cabo de tres años fui a Jerusalén, para ver aPedro y estuve con él quince días. No vi a ningún otro de los apóstoles,excepto a Santiago, el pariente del Señor. Y Dios es testigo de que no mientoen lo que les escribo. Después me fui a las regiones de Siria y de Cilicia, demanera que las comunidades cristianas de Judea no me conocían personalmente. Loúnico que habían oído decir de mí era: "El que antes nos perseguía, ahorava predicando la fe que en otro tiempo quería destruir", y glorificaban aDios por mi causa. Palabra deDios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 138 R/. Condúceme,Señor, por tu camino.
Tú me conoces, Señor, profundamente: tú conoces cuándo me siento y me levanto,desde lejos sabes mis pensamientos, tú observas mi camino y mi descanso, todasmis sendas te son familiares. R/.
Tú formaste mis entrañas, me tejiste en el seno materno. Te doy gracias por tangrandes maravillas; soy un prodigio y tus obras son prodigiosas. R/. 
Conocías plenamente mi alma, no se te escondía mi organismo, cuando en looculto me iba formando y entretejiendo en lo profundo de la tierra. R/.

ACLAMACIÓN (Lc 11, 28) R/.Aleluya, aleluya.
Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, dice elSeñor. R/.

Marta lo recibió en su casa. -María escogió la mejor parte.

Del santo Evangelio según sanLucas: 10, 38-42

En aquel tiempo, entró Jesús en un poblado, y una mujer, llamada Marta, lorecibió en su casa. Ella tenía una hermana, llamada María, la cual se sentó alos pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. Marta, entre tanto, seafanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo:"Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola contodo el quehacer? Dile que me ayude".
El Señor le respondió: "Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y teinquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte ynadie se la quitará". Palabradel Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, estos dones que tu generosidad ha puesto en nuestras manos,y concédenos que este sacrificio santifique toda nuestra vida y nos conduzca ala felicitad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 5,7-8)

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.Bienaventurados los limpios de corazón, porque verán a Dios, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, que esta Eucaristía, memorial de la muerte y resurrección de tuHijo, nos ayude a corresponder al don inefable de su amor y a procurar cada díanuestra salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.