Lecturas Miércoles 11 de Julio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIERCOLES 11

Santos: Benito de Nursia, abad Pío I, Papa; Leoncio deBurdeos. Obispo. Memoria (Blanco)

ESTÁN A TIEMPO DE BUSCAR AL SEÑOR

Os 10, 1-3. 7-8. 12; Mt 10, 1-7

El pueblo de campesinos del que formaba parte el profetaOseas conoció altibajos en su producción. Cuando se multiplicaban, las cosechasimaginaban que había que atribuirlo a los sacrificios y ofrendas que ofrecían aBaal. Para el profeta la mejor manera de agradar a Dios no era con tortas deharina o con vasos de vino ofrecidos en libación, sino practicando la justiciay la lealtad. Esos dones espirituales eran agradables al Señor, quiencorrespondiera dando bendiciones abundantes a su pueblo. Como mensajeros de labendición del Dios amoroso, envía el Señor Jesús a los Doce por los poblados deGalilea. Ellos tendrán que reunificar al Israel disperso, proclamando sumensaje y realizando los signos de la misericordia y la compasión que Elrealizaba.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Sal 23, 5-6)

San Benito ha recibido la bendición del Señor, ha encontradogracia delante de Dios, su salvador, porque buscó sinceramente al Señor.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que nos has dado en san Benito un maestroadmirable de vida consagrada a ti, haz que, según sus enseñanzas, antepongamostu amor a todas las cosas y procuremos el bien de los demás antes que elnuestro. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Ya es tiempo de buscar al Señor.

Del libro del profeta Oseas: 10, 1-3. 7-8. 12

Israel era una viña frondosa que daba abundante fruto. Perocuanto más se multiplicaban sus frutos, más se multiplicaban sus altarespaganos; cuanto más rico era el país, más ricos fueron sus monumentos a losídolos. Su corazón está dividido y van a pagar sus culpas. El Señor derribarásus altares y demolerá sus monumentos. Pero ellos dicen: "No tenemosrey". Pero si no temen al Señor, ¿qué podrá hacer por ellos el rey?
Samaria y su becerro desaparecerán como espuma sobre el agua. Todos lossantuarios de los ídolos serán destruidos y sobre sus altares crecerán espinasy cardos, porque la idolatría ha sido el pecado de Israel. Entonces gritarán alos montes: "¡Cúbrannos!', y a las colinas: "¡Sepúltennos!".
Siembren justicia y cosecharán misericordia; preparen sus tierras para lasiembra, pues ya es tiempo de buscar al Señor, para que venga y llueva lasalvación sobre ustedes. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 104 R/. Recurramos al Señor y a su poder.
Entonen en su honor himnos y cantos, celebren los portentos del Señor. Delnombre del Señor enorgullézcanse y siéntase feliz el que lo busca. R/.
Recurran al Señor y a su poder, y a su presencia acudan. Recuerden losprodigios que Él ha hecho, sus portentos y oráculos. R/.
Descendientes de Abraham, su servidor, estirpe de Jacob, su predilecto,escuchen: El Señor es nuestro Dios y gobiernan la tierra sus decretos. R/.

ACLAMACIÓN (Mc 1, 15) R/. Aleluya, aleluya.
El Reino de Dios ya está cerca, dice el Señor. Conviértanse y crean en elEvangelio. R/.

Vayan en busca de las ovejas perdidas de la casa de Israel.

Del santo Evangelio según san Mateo: 10, 1-7

En aquel tiempo, llamando Jesús a sus doce discípulos, lesdio poder para expulsar a los espíritus impuros y curar toda clase deenfermedades y dolencias.
Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero de todos, Simón,llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y su hermano Juan, hijos delZebedeo; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo deAlfeo, y Tadeo; Simón, el cananeo, y Judas Iscariote, que fue el traidor.
A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: "No vayan a tierrade paganos, ni entren en ciudades de samaritanos. Vayan más bien en busca delas ovejas perdidas de la casa de Israel. Vayan y proclamen por el camino queya se acerca el Reino de los cielos". Palabra del Señor. Gloriaa ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, con bondad los dones que te presentamos enesta festividad de san Benito y haz que, a ejemplo suyo, te busquemos a tiúnicamente a fin de que podamos obtener en tu servicio el don de la unidad y dela paz. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 33, 9)

Hagan la prueba y verán qué bueno es el Señor. Dichoso elhombre que se acoge a Él.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, tú, que nos has alimentado con el Cuerpo y la Sangrede Cristo, haz que, según el espíritu de san Benito abad, te sirvamos fielmentey pongamos en práctica un sincero amor fraterno. Por Jesucristo, nuestro Señor.