Lecturas Miércoles 16 Mayo 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 16

Santos: JuanNepomuceno, mártir; Margarita de Cortona, penitente; Simón Stock, presbítero.Feria (Blanco)

LES INTERPRETARÁ LO QUE VAYA VINIENDO

Hch 17, 15-16. 22-18, 1; Jn 16, 12-15

Pablo llega a Atenas, recorre la ciudad, advierte laaparente religiosidad de los habitantes y busca captar su benevolencia,hablándoles de sus poetas y sus monumentos religiosos. Trata de establecer unpuente entre la cultura griega y el mensaje cristiano. El primer intentoresulta fallido, a excepción de unas pocas personas que asumieron sin vacilarel camino cristiano. Posteriormente Pablo iría encontrando la forma de “hacersegriego con los griegos” a fin de anunciar el mensaje cristiano. Su estrategiano consistía en abaratar el mensaje para atraerse clientela. No era unpublicista engañoso, antes bien, era un predicador sinceramente interesado porpersuadir con argumentos sólidos y con un testimonio creíble. No era unpredicador idealista, ni un voluntarioso misionero. Era un creyente convencido,que buscaba discernir los caminos que el Espíritu le iba presentando en lasdiferentes situaciones.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 17, 50; 21, 23)

Te alabare, Señor, ante los hombres y hablaré a mis hermanosde tu poder y tu misericordia. Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Concédenos, Señor, a cuantos celebramos ahora laresurrección de tu Hijo por medio de la fe, poderlo contemplar resucitando,llenos de alegría, cuando vuelva glorioso de tus santos. Él, que vive y reinacontigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de lossiglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Les anuncio a ese Dios que ustedes veneran sin conocerlo.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 17, 15-16. 22-18,1

En aquellos días, los cristianos que ayudaron a Pablo aescapar de Berea, lo llevaron hasta la ciudad de Atenas. Pablo los envió deregreso con la orden de que Silas y Timoteo fueran reunirse con él cuantoantes.
Un día, mientras los esperaba en Atenas, Pablo sentía que la indignación seapoderaba de el, al contemplar la ciudad llena de ídolos. Entonces se presentoen Areópago y dijo: “Atenienses: por lo que veo, ustedes son en extremoreligiosos. Al recorrer la ciudad y contemplar monumentos, encontré un altarcon esta inscripción: Al Dios desconocido. Pues bien, yo vengo a anunciarles aese Dios que ustedes veneran sin conocerlo.
El Dios que hizo el mundo y cuanto hay en el, siendo el Señor del cielo y de latierra, no habita en templos hechos por hombres, ni en servicio por manos dehombres, como si necesitará de algo o de alguien; por que el es quien da atodos la vida, el aliento y cuanto tienen.
De un solo hombre saco todo el género humano para que habitara toda la tierra,determino las épocas de su historia y estableció los límites de su territorio.Dios quería que lo buscaran a Él y que lo encontraran, aunque fuera a tientas,pues en realidad no esta lejos de nosotros, ya que en él vivimos, nos movemos ysomos. Como lo ha dicho algunos de los poetas de ustedes: “Somos de su mismolinaje”. Por lo tanto, si somos linaje de Dios, no debemos pensar que Dios escomo una imagen de oro, plata o mármol, labrada artísticamente por los hombressegún su imaginación. Dios no tomó en cuenta la ignorancia de la gente entiempos pasados, pues ahora quiere que todos los hombres se conviertan, porquetienen determinado un día en el cual ha de juzgar al universo con justicia, pormedio de un hombre designado por el, y ha dado a todos la prueba de esto,resucitándolo de entre los muertos”.
Al oír hablar de la resurrección de los muertos, algunos se burlaron y otrosdijeron: “De esto te oiremos hablar en otra ocasión”. Entonces Pablo se retiro.Sin embargo, algunos se adhirieron a él y creyeron. Entre ellos se contabanDionisio, el areopagita; una mujer, que se llamaba Dámaris, y algunos más.Después de esto, Pablo salió de Atenas y se fue a Corinto.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 148 R/. La gloria del Señor y sobrepasa cielo ytierra. Aleluya.
Alaben al Señor en las alturas, alábenlo en el cielo; que alaben al Señor todossus ángeles, celestiales ejercito. R/.
Reyes y pueblos todos de la tierra, gobernantes y jueces de este mundo;hombres, mujeres, jóvenes y ancianos, alaben al Señor y denle culto. R/.
El nombre del Señor alaben todos, pues su nombre es excelso, su gloriasobrepasa cielo y tierra y ha hecho fuerte a su pueblo. R/.
Que alaben al Señor todos sus fieles, los hijos e Israel, el pueblo que hagozado siempre de familiaridad con Él. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 14, 16) R/. Aleluya, aleluya.
Yo le rogare al Padre y Él les dará otro Paráclito para que este siempre conustedes, dice el Señor. R/.

El espíritu de la verdad los irá guiando hasta la verdadplena.

Del santo Evangelio según san Juan: 16,12-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Aun tengomuchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuandovenga el Espíritu de la verdad, Él los irá guiando hasta la verdad plena,porque no hablará por su cuenta, si no que dirá lo que haya oído y lesanunciará las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primerorecibirá de mi lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío.Por eso he dicho que tomara de lo mío y se lo comunicara austedes”. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, que por medio de estos dones que vas aconvertir en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, nos haces participar de tu mismavida divina, concédenos que nuestra conducta ponga de manifiesto las verdadesque nos has revelado. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Jn 15, 16. 19)

Soy yo quien los ha elegido del mundo, dice el Señor, y losha destinado para que vayan y produzcan fruto, y su fruto perdure. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, tu que nos has concedido participar en estaEucaristía, míranos con bondad y ayúdanos a vencer nuestra fragilidad humana,para poder vivir como hijos tuyos. Por Jesucristo, nuestro Señor.